miércoles, 18 de marzo de 2020

DIARIO DE UN ESTADO DE EMERGENCIA (DÍA TRES)



   Hoy ha tocado zumba a través de YouTube. Han sido cuarenta minutos intensos y divertidos aunque mi mente no estaba del todo tranquila pensando en el asunto de la receta. Es increíble como a veces me quedo atrapada en un pensamiento que no me deja continuar mi vida normal. Al final encontré la solución llamando a la oficina de Muface de Toledo. Me cogieron el teléfono a la primera y me dijeron que no había ningún problema en sellar la receta allí, así que mañana espero solucionar ya definitivamente este asunto, sellar la receta y comprar el medicamento. 
   Mario ha ido a hacerse los análisis de sangre a otra clínica y ha vuelto comentando que la ciudad de Aranjuez estaba tomada por el ejército, que había visto cuatro vehículos, dos camiones y un Hummer.Yo he ido después a comprar al Día, he cruzado todo el pueblo y no he visto ninguno, solo un coche de la policía local. En el supermercado no había casi gente, ni colas ni aglomeraciones y por eso precisamente entré, porque yo no suelo ir normalmente a este sitio. Solo tenía que comprar un par de cosas además del pan. 
    Tampoco hoy he limpiado a fondo la cocina, pero si he leído un cuento de Patricia Highsmith. Se titula “Complicaciones de las torres de Jade” trata sobre un edificio muy lujoso que construyen en la avenida Lexington de Nueva York y en el que solo vive la élite de la sociedad. El problema (la catástrofe) se presenta cuando un inquilino ve en su apartamento dos cucarachas. En principio parece imposible porque el edificio es completamente nuevo, pero para que nadie pueda quejarse llaman a una empresa para que acabe con ellas. No solo no lo consigue, sino que las cucarachas, que llegan a ser  del tamaño de un ratón, logran desalojar todo el gran edificio de ochenta y ocho pisos quedándose como dueñas absolutas del lugar. 
   Y hoy hemos acabado de ver la quinta temporada de Peaky Blinders. A mí me parece una serie espectacular, muy bien recreada, con unos diálogos muy inteligentes, con mucha acción aunque con escenas realmente muy duras acompañadas por una música con mucha fuerza y unos planos sensacionales. El protagonista, Thomas Shelby, interpretado por el actor Cillian Murphy, protagonista también de la película Dunkerque, me encanta, aunque me hubiera gustado verlo sonreír en alguna escena de alguna temporada, cosa que no recuerdo. 

  Otro día en el que no he tenido tiempo de aburrirme y en el que me han quedado cosas por hacer. Según las noticias, parece que la cuarentena va a tener que ampliarse, así que...ya las haré. 

3 comentarios:

  1. Pues un plan estupendo, por cierto.

    Mi abrazo en este día de confinamiento.

    ResponderEliminar
  2. Sin duda siempre hay cosas para no aburrirse y tu eres un gran ejemplo de ello ..a seguir que ya queda menos ..Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Yo también he probado mi primera clase de zumba y me ha encantado. ¡Cómo he podido ignorar tanto tiempo algo tan divertido! A mí también me paraliza a veces una preocupación; si no, no seríamos humanos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar