sábado, 21 de marzo de 2020

DIARIO DE UN ESTADO DE EMERGENCIA (DÍA SIETE)

    

    Las ventanas de mi casa dan a un patio interior de la comunidad, aunque está abierto por un lado y eso me permite ver una zona de la calle. Vivo en las afueras, así que normalmente lo que veo es gente que pasea a sus perros o niños jugando. Esta mañana cuando me he levantado y he mirado por la ventana, caía una ligerísima lluvia y he visto a una vecina paseando a su perro. He sentido un poco de envidia, porque me pareció, desde la distancia, que estaban viviendo un momento muy especial.No había nadie más, solo ellos dos bajo la lluvia disfrutando del pequeño paseo matutino, un paseo que a los que no tenemos perro no nos está permitido.No es en absoluto una queja, solo que eso  me hizo recordar a Bowie, un dálmata que tuve durante años y que me sirvió de gran  ayuda durante una época muy difícil de mi vida. 
   Hoy es sábado, pero como dijo el otro día un alto mando militar, “todos los días son lunes en esta guerra que estamos luchando contra el coronavirus”, por lo tanto ha sido otro día normal de confinamiento: limpieza, deporte, comida, película, lectura, aplausos en la ventana, videollamada con la familia...nada especial. 
    Ayer mi hijo me dijo que en la puerta del portal de entrada, unos niños han dibujado un arcoíris con un mensaje de ánimo para todos, mi vecina de enfrente también ha dibujado uno y lo ha puesto en su ventana. Yo no quiero ser menos, así que mañana pintaré otro para poner en mi ventana. 
   Ah, se me olvidaba, hoy también he hecho croquetas. Ya solo me queda limpiar la cocina. 

    

12 comentarios:

  1. Hola, Charo! Qué lindo es volver por acá y encontrar tu relato. Los días se hacen raros con esta rutina de estar en casa tanto tiempo. Por acá voy por mi tercer día de cuarentena, ya que me hicieron trabajar hasta último momento. Te mando un abrazo enorme, espero ver tu cartel. Hace falta darnos ánimo!! Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué alegría volver a verte por aquí Sindel! Son duros momentos los que estamos viviendo en todo el mundo...a veces me parece estar viviendo en uno de esos relatos de terror que a nosotras nos gustan tanto, pero esto pasará y la vida volverá a la normalidad de eso no hay duda. Mucho ánimo guapa y un fuerte abrazo!

      Eliminar
  2. Otro día más, en la casa de papel , construyendo ideas y deshojando hojas ..así se pasa el tiempo y con el los días ..hay que pensar que es un dia menos y que debemos de guardar aunque no se sepa cuántos serán ,los necesarios par acabar y salir a celebrar la vencida contra este bicho que no podrá con la humanidad ..Un abrazo .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto, un día más que hemos pasado y un día menos para que todo acabe....positivismo a tope!
      Un beso y mucho ánimo!

      Eliminar
  3. Genial iniciativa de los arco iris. No sé si yo me animaría, pero con niños cerca, seguramente lo haría. Yo no he cocinado croquetas :-).

    Un abrazo y a seguir confinados, que aún faltaba lo peor de esta crisis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anímate, haz un arcoíris y ponlo en tu ventana! Yo no tengo niños, mi hijo ya tiene 20 años, pero no me importa volver a la niñez para pintar como ellos.
      Las croquetas me han quedado muy ricas!
      Un beso

      Eliminar
  4. Croquetas!!! y un mensaje bonito! pues es una idea estupenda!
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues hala! Anímate y hazlo tú también! Necesitamos energía positiva!
      Un beso

      Eliminar
  5. El arco iris está ganado la partida de los dibujos que se están haciendo durante el confinamiento.

    ResponderEliminar
  6. Si no fuera por Wolf, el perro que tenemos desde febrero, todo sería muy distinto. Es un bodeguero andaluz, así que sabe unos chistes cojonudos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Jajajaja, eso ya es demasiado! Además de poder salir a pasear tienes la diversión asegurada!
    Un beso

    ResponderEliminar