miércoles, 18 de marzo de 2020

DIARIO DE UN ESTADO DE EMERGENCIA (DÍA CUATRO)


   Otra cosa más que tendría que haber hecho hoy y no he hecho, además de limpiar la cocina: hacer croquetas. El caso es que tenía esa intención, pero anoche cuando quise acostarme después de publicar en el blog, ya eran casi las dos y esta mañana me he  levantado más tarde de lo habitual, a las nueve. Mientras he hecho las camas, desayunado y limpiado un poco , eran las 11 y pico cuando me he puesto con el deporte, porque eso sí, yo el deporte no lo perdono. He hecho un poquito de todo: calentamiento, hit, baile, estiramientos y he acabado con 7 minutos de meditación. Al final he andado deprisa y corriendo para tener la comida preparada a las 14:30 porque mi hijo tenía clase virtual a las 15. Debo decir que he hecho bastantes paradas para ver y contestar algunos wassaps y memes varios, que quieras que no te quitan mucho tiempo.
   Después de comer me he puesto a ver el programa de Late Motiv de anoche, que Andreu Buenafuente hace en Movistar+. Me encanta Buenafuente. Hace mucho que lo sigo, e incluso en diciembre fui a ver la grabación del programa en Tres Cantos y me hizo mucha ilusión. Me gusta su tipo de humor y más cuando se junta con Berto Romero porque la conexión entre ellos es evidente. Los sábados hacen un programa en la cadena SER que se llama NADIE SABE NADA que siempre veo por YOUTUBE cuando tengo tiempo y que me arranca verdaderas carcajadas. 

  El caso es que con esto del coronavirus, empezó a hacer el programa sin público desde una especie de búnker donde entrevistaba a los invitados y acudían los colaboradores. Como esto cada vez va a más, ahora tiene que hacer el programa desde casa, donde se conecta con todos los colaboradores y solicita la participación del público desde sus casas. Me parece fantástico que no haya dejado de hacer el programa a pesar de todas las dificultades que presenta,  porque representa una isla donde olvidarnos de todo por unos momentos, donde tomarnos esta crisis de otra manera, porque lo necesitamos para poder soportar la situación y mantenernos unidos por el humor y el buen rollo.

4 comentarios:

  1. Pasar esto sin humor es como comer polvorones sin un trago de vino. Buenafuente lo sabe. Tú y yo lo sabemos. Por cierto, mándame un croqueta por correo urgente.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Es un programa que le encanta a mi marido, y que yo escucho si estoy a su lado. Es tronchante, hilarante. Entretiene una barbaridad. Si haces croquetas, que ya dirás la receta, me guardas en un tupper, por favor :-)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que tu horario es muy parecido al mío, ¡que estrés!

    ResponderEliminar
  4. Sin duda alguna es fundamental para mí que Buenafuente y Berto continúen trabajando. Yo también los escucho en Nadie sabe nada y veo Late Motiv y son los que consiguen que olvide el mal momento y me están ayudando también en este confinamiento. Creo que el humor no se debe perder y doy gracias mil de que ellos lo conserven y yo también.

    ResponderEliminar