lunes, 23 de marzo de 2020

DIARIO DE UNA CUARENTENA (DÍA OCHO)




   Se veía venir. Dada la evolución de la situación no era difícil de imaginar que el estado  de confinamiento se iba a alargar. Personalmente no me afecta tanto el tener que quedarme en casa otras dos semanas(tres, teniendo en cuenta que esta es la primera). Lo que más hecho de menos yo creo que es el gimnasio por lo demás soy bastante casera y lo aguanto bien. También es verdad que yo tengo que ir a trabajar algunos días y solo el hecho de cambiar de escenario y ver a más gente te alivia un poco, aunque también en mi caso puede llegar a ser muy estresante.
    Me preocupa mi padre, que tiene 82 años y vive solo. Mis padres están separados y viven solos los dos, pero mi madre no me preocupa tanto porque tampoco le gusta mucho salir de casa. Afortunadamente los dos gozan de buena salud, pero están solos, y los tres hijos vivimos en Madrid y ellos en Salamanca. Nunca me he llevado bien con mi padre, desde que era adolescente siempre hemos discutido mucho y la relación siempre ha sido muy fría. Ahora me da pena de que en esta situación esté solo y tenga que estar todo el día en casa, porque le gusta mucho salir a la calle a pasear, a visitar a amigos y familiares y a predicar , porque mi padre es testigo de Jehová. Antes se pasaban los meses sin que lo llamara por teléfono,  ahora lo llamamos casi todos los días para ver si está bien. También es verdad que “los testigos “ son como una piña y se ayudan mucho unos a otros, así que eso me tranquiliza. 
    Esta mañana me levanté muy ufana dispuesta a limpiar la cocina por fin, pero resulta que casi no tenía quitagrasas así que solo he podido limpiar un par de armarios. Mañana me lanzaré a la aventura de ir a comprar al supermercado, pues ya me van haciendo falta cosas. 
    Por otro lado, ya he pintado mi cartelito de TODO IRÁ BIEN y lo he puesto en la ventana. 

3 comentarios:

  1. Ese cartelito es una insignia de que estamos para salir de esta, codo con codo. Yo perdí a mis dos padres pero imagino tu inquietud, lógica. Ya verás que aun siendo mayores, si son prudentes, como seguro lo son, esto queda en un anecdotario, pero de momento, llámalos, como haces. Y cuidate.

    Un abrazo y feliz día

    ResponderEliminar
  2. Esta situación está sacando lo mejor y peor de las personas , en hecho de estar encerrados nos altera a unos más que a otros el carácter , pero tan bien te hace pensar en tus seres queridos y ahí es donde debemos quedarnos , para seguir dandonos animos ..Otro dia mas , otro dia meneos ..a seguir luchando.

    ResponderEliminar
  3. Yo soy mucho de salir a pasear, de modo que, después de esto, voy a correr una buena temporada como Forrest Gump.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar