jueves, 8 de diciembre de 2016

ESTE JUEVES.........................PERDIDOS






   Esta semana quiero dedicarle la convocatoria a mi madre que mañana día 9 cumple 75 años. Mi madre no pudo estudiar cuando era pequeña pero siempre le gustó mucho leer y también escribir. Ahora que está jubilada, es una devoradora de libros y  a veces escribe cosas para ella o me las manda a mí. Hace poco me mandó una carta con una historia basada en un hecho real para que yo la reescribiera a mi manera y la publicara en mi blog. Mi madre no tiene ordenador, pero siempre le mando el enlace de todo lo que publico al móvil y es mi más fiel seguidora. Sé que le hará mucha ilusión ver su relato publicado en mi convocatoria de los jueves, pues también es seguidora de los jueveros. Yo solo he corregido algunas faltas de ortografía y la puntuación y redacción, pero el relato es suyo y os pediría que los comentarios se los hagáis a ella. Tiene mucho mérito lo que ella hace con lo poco que pudo estudiar en su tiempo. Se llama Consuelo y estoy muy orgullosa de ser su hija.

¡FELICIDADES MADRE!¡ QUÉ CUMPLAS MUCHOS MÁS!  ESTE ES TU RELATO:



PERDIDO

   Miguel fue destinado a un pueblo de Extremadura. Venía de distintos sitios conflictivos,  estaba un poco cansado del bullicio de las capitales y buscaba un sitio tranquilo. Le pareció haberlo encontrado en ese pueblo. En sus ratos libres le gustaba salir al campo, hacer senderismo, montar en bicicleta, observar a los animales en libertad… ¡en fin!, todas esas cosas que te ofrece el campo. Buscaba la tranquilidad de ánimo que le había faltado cuando había estado en el norte, cuando la banda terrorista E.T.A. campaba a sus anchas, en aquel tiempo de terror en el que asesinaron a su compañero y amigo, solo por pertenecer a la Guardia Civil. Esa etapa le había marcado para siempre, además de otros problemas personales, cayendo a veces en profundas depresiones.
   Un buen día de marzo, ya bien entrada la primavera, salió al campo, dejó su coche aparcado y se fue adentrando sin darse cuenta por caminos que no sabía  dónde iban  a parar hasta que llegó  un momento en que tuvo  que reconocer que se había  perdido. Lo peor es que cuando abrió la mochila vio que la comida que llevaba se la había  dejado toda en el coche. Se puso nervioso porque sabía que llevaba mucho tiempo caminando y si no comía le iba a entrar una pájara y eso es muy peligroso sobre todo si estás solo. Angustiado, sin saber qué hacer, viendo que se le echaba la noche encima, miró en todas direcciones y a  lo lejos divisó una casa solitaria. Se sentía desfallecer pero consiguió llegar a la casa aunque no sabía si estaría habitada.
   Cuando llamó, una señora le abrió la puerta y lo miró con desconfianza. Miguel le pidió por favor un cacho de pan y un vaso de agua para recuperarse.  La buena señora se compadeció y le hizo pasar dentro, ofreciéndole todo lo que suele haber en las casas de campo: pan, chorizo, queso, jamón…Al momento llegó el marido que alabó el comportamiento de la mujer pues dijo que a él también le había pasado algo parecido.
    Miguel salió de allí recuperado y agradecido con aquellas personas que para él le habían salvado la vida. Lo que no les dijo es que era Guardia Civil y que había llegado nuevo al puesto y no conocía la demarcación, para que no llegara a oídos de sus compañeros y se rieran de él

   Siempre pensó volver a la casa para agradecerle a esas personas lo bien que lo habían tratado, pero Miguel volvió a sufrir otra de sus bajas psicológicas y tuvo que marcharse del pueblo, aunque estoy segura de que algún día volverá. 

Podéis ver el resto de relatos pinchando AQUÍ


domingo, 4 de diciembre de 2016

CONVOCATORIA PARA EL JUEVES 8-12-2016.................PERDIDOS

 






      Creo que todos, alguna vez, nos hemos perdido en algún sitio: en una ciudad, en una playa, en un centro comercial, en un bosque...es posible que solo hayamos tenido esa sensación de habernos perdido durante unos instantes o es posible que haya durado días y nos hayan tenido que rescatar, o puede que hayamos sentido la angustia de que algún ser querido se haya perdido...Es posible, también ,que no nos hayamos perdido nunca en ningún lugar pero sí que hayamos tenido la sensación interior de estar perdidos, de no saber qué hacer con nuestra vida en un momento determinado....
   Mi propuesta es que contemos historias, no necesariamente protagonizadas por nosotros, en las que los  los personajes se hayan perdido alguna vez.
    Espero que os guste y que me sorprendáis, como siempre, con vuestra imaginación y diferentes puntos de vista. 
   
         Si alguien no recuerda las normas puede verlas Aquí



PARTICIPANTES





jueves, 1 de diciembre de 2016

ESTE JUEVES...............ÉRASE UNA VEZ



   Este jueves, Inma, en su blog  MOLÍ DEL CANYER nos ha pedido que contemos un cuento infantil invitándonos a jugar con nuestra imaginación  e inventarnos una nueva trama y un final diferente. Yo he hecho una mezcla loca con algunos de ellos y esto es lo que ha salido:

CAPEZURITA FLOJA

   Ya estaba el sol muy alto en el horizonte aquella mañana cuando Capezurita Floja abrió los ojos y se desperezó con parsimonia. Era imposible seguir durmiendo con la pesada de su madre dando voces a su alrededor, pues le había dicho un montón de veces que tenía que ir a casa de su abuela a llevarle un recado y ya no podía demorarse más.  
    Solo de pensar en tener que cruzar bosquesinfín  para llegar a la casa de su abuela, le entraron los siete males, así que, a mitad de camino se tumbó a descansar un ratito y se quedó dormida.
    Al despertar, una mujer harapienta, fea y arrugada le ofreció una manzana recubierta de azúcar glass de las que llevaba en un canasto. Apenas tragó el primer mordisco, un cosquilleo empezó a recorrer el cuerpo de Capezurita, que de pronto se sintió con ganas hasta de correr, cosa que no había hecho en toda su vida, y en un periquete llegó a casa de su abuela.
    ¡Cómo ha cambiado el cuento!, pensó,  porque no daba crédito a lo que veía.
   La música dance se oía en todo el bosque y el ambientazo era tremendo, con toda la fauna bailando, bebiendo y riendo entre las luces psicodélicas. Había lobos de todos los pelajes, un muñeco de madera con una nariz enorme, tres cerditos, varios príncipes y princesas; había siete enanitos y siete cabritillos, algunas  brujas y cazadores...todos pasándolo de miedo en la casita de su abuela, que parecía de chocolate recubierto con azúcar glass. Pero lo que más llamó la atención de  nuestra Capezurita  Floja fue un muchacho con unos músculos de infarto que tocaba una gran flauta, rodeado de miles de ratas que bailaban al compás y que la invitó a seguirlo sin dejar de tocar su melodía embriagadora.
    Amanecía ya cuando, sin dejar de seguir al flautista, Capezurita, que nunca más sería floja por su afición al azúcar glass de las manzanas, volvió la vista atrás para observar cómo su abuela, montada en una Harley Davidson, vestida de cuero y con un enorme lobazo gris de paquete, se perdía en la espesura de bosquesinfín.

     Y colorín colorado...

¡Gracias Inma!

miércoles, 23 de noviembre de 2016

KALPA 16 ECOS DE BÉCQUER



TÍTULO: KALPA 16 ECOS DE BÉCQUER
AUTORES: DAVID JASSO, DIONI ARROYO, JAUME CASTEJÓN, JORGE DAVID ALONSO CURIEL, JOSÉ FRANCISCO SASTRE GARCÍA, JOSÉ IGNACIO PARA, JOSÉ L. LOSADA, JUAN MARTÍN SALMANCA, LAURA FLANAGAN Y TERESA OTEO.
EDITORIAL: SUSEYA
AÑO DE PUBLICACIÓN: 2016

SOBRE LOS AUTORES:
   Son todos pertenecientes o  afines a Kalpa, Asociación de Escritores de Castilla y León de Fantasía, Ciencia Ficción y Terror. De varios de ellos he leído libros y he hecho sus reseñas en este blog como: David Jasso (Disforia), Dioni Arroyo (Metanoia), Jorge David Alonso (Saber moverse y Reflejos en el cristal cotidiano), José Francisco Sastre (Semillas de Cthulhu), Juan Martín Salamanca (El embrujo de Lilit ) y Teresa Oteo ( Nada es lo que parece). De Jaume Castejón he leído algún relato y de José Ignacio Para, Laura Flanagan y José L. Losada no había leído nada hasta ahora.

RESUMEN:
   En el libro se recogen diez nuevas leyendas inspiradas en la vida y obra de Gustavo Adolfo Bécquer, una de las figuras más reconocibles de la literatura española. Sus rimas y leyendas han influenciado a generaciones enteras de escritores y perviven en la memoria de los lectores.
 
OPINIÓN PERSONAL
   Resulta obvio decir (pero aun así lo voy a hacer) que en cualquier antología hay relatos que, bien sea por el tema que tratan o por el estilo del escritor, te gustan más que otros. En este caso, todos los relatos de los escritores que ya conocía me han gustado mucho,  aunque cada uno tenga su personalidad a la hora de escribir.  De los que no conocía, me ha encantado el de José L. Losada, un poquito menos el de Laura Flanagan y en último lugar el de José Ignacio Para que (siento decirlo) me parece que no tiene la calidad de todos los demás.  Casi todos han seguido la estructura de las leyendas de Bécquer que constan de una introducción, la leyenda en sí y el desenlace. Algunos han situado la acción en nuestro tiempo y otros la han trasladado al siglo pasado, imitando incluso el estilo y el lenguaje, un poco rebuscado, de aquella época. Los temas son los utilizados por Bécquer en sus leyendas: fantasmas, amores no correspondidos, ambientes tétricos, nieblas, cementerios, creencias religiosas, difuntos…

LA IGLESIA Y LA CRUZ  de José Francisco Sastre
   El deseo por conseguir a la persona amada desemboca en una terrible desgracia para los tres participantes en la leyenda de la plaza de la cruz de piedra. El autor utiliza un lenguaje medieval con expresiones usadas en la época y palabras ya en desuso que convive, en otras partes del relato, con el utilizado en la actualidad, consiguiendo, en todo momento,  una atmósfera sobrenatural perfecta que impera en el relato. Uno de los que más me ha gustado.

LA MALDICIÓN DEL PENTAGRAMA de Dioni Arroyo Merino
   Dani, integrante de un grupo de “black metal” nos cuenta la terrible historia que se desencadena  como consecuencia de un rito realizado en un bosque para conseguir el éxito musical a toda costa. Situado en España en los años 80 el autor nos deleita con una historia en una época que casi todos nosotros recordamos porque la hemos vivido y que, como su propio autor dice, es su homenaje particular a “Maese Pérez, el organista”.

EL NIÑO DEL TRAJE DE RAYAS de Teresa Oteo
  Un relato muy breve introducido por la madre de una niña, desaparecida en la actualidad, en un palacete del año 1850 convertido en colegio, donde se cuenta la leyenda de Samuel, un  niño que murió y que regresa cada 22 de diciembre. Tal vez en este caso la brevedad juegue en su contra, aunque está muy bien contado.

LA ETERNA VENGANZA de Laura Flanagan
   Localizada en Medina  del Campo en el S. XVI nos relata la leyenda trágica de dos amantes en el que la venganza tiene repercusión hasta el momento actual. La historia es buena, sin embargo, no acaba de atraparme la forma de contarla.

LA CHICA DEL BUS de David Jasso
   Un cuento de miedo en un autobús en el momento oportuno nos trasmite una angustia descarnada que se trasformará en una trágica realidad. Un relato actual y con el estilo característico de Jasso, con algunos elementos del romanticismo de Bécquer, como el amor que no llega a consumarse. Tal vez sea el relato que menos trata de imitar la estructura y el estilo de Bécquer pero igual de efectivo en su finalidad.

LOS ERRANTES DEL PINAR de Juan Martín Salamanca
   Muy bien lograda la recreación del ambiente y el escenario del medio  rural. Tiene como elemento principal la niebla en un pinar y las consecuencias de desoír los consejos de las personas mayores que creen en las supersticiones de la zona. Otro de los que más me ha gustado.

EL BOSQUE DE AURIA  de Jaume Castejón
   Un caballero templario, acompañado por un joven novicio,  tiene que llevar a una bella joven acusada de brujería desde la ermita donde se encuentra retenida, hasta Soria, donde será juzgada. Una historia muy bien narrada que, aunque con final un poco previsible, nos hará disfrutar de su lectura.

LA LEYENDA DE LA CASA DONDE NUNCA ENTRÓ BÉCQUER  de Jorge David Alonso Curiel
   Una historia muy curiosa  y entretenida que trascurre en los años noventa sin dejar de lado los elementos de las leyendas del romanticismo, amor, tragedia, apariciones, fenómenos extraños…con la originalidad de la presencia del poeta en nuestro pasado reciente.

LA ENERGÍA DE LOS PLANETAS de José Ignacio Para Soler
   A través de un viejo libro, un hombre realiza el ritual de invocación de las poderosas fuerzas del universo. El relato no ha conseguido captar mi interés y creo que no tiene la calidad de todos los demás.

MELODÍA DIFUNTA de José Luis Losada
   La historia sucede una noche de difuntos en un cementerio donde un joven trata de volver a la vida a sus padres. Es otro de mis favoritos. Escrito con un estilo que recrea al del siglo pasado, nos sumerge maravillosamente bien en  un ambiente gótico con elementos típicos como los difuntos, la noche, las tumbas…con un final sorprendente, un narrador inesperado y un toque de humor negro.

   Es un libro con el que, sin duda, pasaréis un buen rato y  con el que podréis rememorar la gran figura de Bécquer y sus leyendas. Se puede adquirir pinchando Aquí



miércoles, 16 de noviembre de 2016

PARECÍA TENER VIDA PROPIA





   Sigo haciendo limpieza del blog y rescatando relatos que participaron en Letra Digital de Uruguay en la iniciativa Octubre en LDU. En esta ocasión el relato es del año pasado.


PARECÍA TENER VIDA PROPIA
    Antes de abrir los ojos, Adriana ya sabía que algo no iba bien. Sentía su cuerpo diferente, pero pensó que podría ser efecto de la resaca. La noche anterior se había pasado con el alcohol y la nueva droga que estaba haciendo furor en el mundo de la noche. Vagamente, recordó haberse ido a casa de una chica que había conocido en un pub para lesbianas. Notaba un cuerpo caliente y pegajoso al lado del suyo. Poco a poco abrió los ojos temerosa de lo que iba a encontrarse. El cuerpo con el que compartía lecho no la asustó, lo que sí la asustó fue el suyo propio. Una mano grande y peluda parecía ser el final de su brazo. El corazón le dio un vuelco y encendió una pequeña lámpara que había en la mesilla. Miró su cuerpo desnudo y se horrorizó. Sin duda todavía estaba dormida porque lo que estaba viendo no podía ser verdad de ninguna manera, pero si no lo estaba del todo, en ese momento sus sentidos se despertaron de golpe, levantó las sábanas y observó unas piernas grandes y velludas que terminaban en unos enormes pies que no reconocía como suyos pero que se movieron con las órdenes de su cerebro. La pesadilla continuó cuando, atónita, vio como debajo de su prominente barriga también cubierta de espeso vello negro apareció un pene erecto. Al borde del ataque cardíaco tocó sus pechos para comprobar que su suave redondez  se había tornado en algo áspero y flácido. Un gritó intentó salir de su garganta pero consiguió retenerlo haciendo un enorme esfuerzo. El cuerpo de la mujer que estaba a su lado se volvió hacia ella permitiéndole verle el rostro. No tenía la más mínima idea de quién era, pero pensó que sería mejor no despertarla. Salió de la cama decidida a encontrar un espejo donde poder mirarse la cara. Había ropa tirada por el suelo de la habitación, reconoció la minifalda, la camisa negra y los zapatos de tacón que llevaba la noche anterior, pero era imposible que pudiera ponerse esa ropa ahora ya que su envergadura era casi el doble.
   Cuando se miró en el espejo del cuarto de baño su desolación fue total al comprobar que la cara que le devolvió el otro lado era la de un hombre o algo similar, con los ojos hundidos, las cejas grandes y pobladas, la mandíbula cuadrada y una barba espesa que casi le impedía ver una boca de labios finos. Las lágrimas empezaron a caer por su mejilla. Su cuerpo, antes femenino, voluptuoso, suave y estilizado, se había  convertido en el de un hombre que más parecía un mono dada la gran vellosidad que recubría todo su cuerpo.
   Esto había sucedido hacía tres semanas y hasta la fecha nada había cambiado. Cada mañana, cuando despertaba, Adriana se tocaba ansiosa entre las piernas con la esperanza de que esa parte de su cuerpo hubiera desaparecido pero no solo no lo había hecho sino que además parecía tener vida propia y la obligaba a cumplir con ciertas exigencias. Su miembro se despertaba duro y enhiesto como el mástil de una bandera y Adriana sentía una enorme ansiedad por liberar lo que llevaba dentro, acariciándose con frenesí hasta que el líquido blancuzco se derramaba sobre su mano. A veces, también sentía ese impulso incontrolable a otras horas y en otros lugares que la obligaban a buscar unos baños o algún rincón apartado para masturbarse. Había dejado de viajar en metro, porque la simple visión de algún cuerpo femenino tan cerca de ella que hasta podía oler el aroma de su sexo, la hacía excitarse de tal manera que tenía que bajarse inmediatamente pues una fuerza imparable que le nublaba la mente intentaba acercarla hacia ese cuerpo para apretar su miembro contra él y calmar así el  dolor que le producía la tremenda erección.
   Durante un tiempo fue capaz de dominarlo pero un día el deseo era tan grande y tan imposible de doblegar  que se acercó a una chica que estaba de pie sujeta a la barra del vagón y arrimó el bulto de su bragueta a sus nalgas enfundadas en unos tejanos. En ese momento sintió un ramalazo de placer en la boca del estómago, se acercó más a ella y empujó  aprovechando el movimiento del metro. La chica se dio cuenta y empezó a dar voces insultándola, siendo secundada por algunas personas que la increpaban y la obligaron a bajarse en la siguiente estación. No volvió a viajar en metro pero no olvidó esa sensación de su miembro duro empujando el culo de la mujer y esa imagen empezó a introducirse en su cabeza hasta el punto de que le impedía dormir y tenía que masturbarse hasta cuatro o cinco veces solo durante la noche, a lo que se sumaban otras tantas durante el día. Un sentimiento de rabia y de rechazo hacia un físico que le repugnaba y especialmente a ese apéndice que la tenía esclavizada, comenzó a apoderarse  de su mente pero era incapaz de resistirse al urgente deseo de masturbarse que la corroía por dentro. Había dejado de levantarse de la cama excepto para comer algo cuando el hambre, además de la constante excitación, devoraban su cuerpo. Pasados unos días, cuando la comida de su frigorífico se acabó e incapaz de salir de casa por temor a que su deseo compulsivo la obligase a hacer algo que no pudiera controlar,  ni siquiera se levantaba al baño para cubrir sus otras necesidades fisiológicas y su cuerpo permanecía tendido en una mezcla putrefacta de orines, semen y excrementos, mientras  ella se debatía entre las alucinaciones producidas por su estado febril y enajenado.
         Cuando Adriana, encerrada en un cuerpo de hombre que parecía vivir únicamente para satisfacer un deseo sexual que la imposibilitaba dejó de respirar, su miembro, lleno de llagas purulentas e infectadas, siguió desafiándola, permaneciendo erecto cuando  la policía, avisada por los vecinos del olor nauseabundo que salía del piso, echó la puerta abajo y entró en la habitación.



                    

martes, 15 de noviembre de 2016

CYLCON 2016.....VALLADOLID




   El pasado fin de semana se celebró en Valladolid la segunda convención de Castilla y León de Fantasía, Ciencia Ficción y Terror. Lamentablemente yo solo pude estar el sábado por la mañana pero os contaré lo que vi.


   Este año el invitado era Javier Olivares, el creador de la serie "El ministerio del tiempo" (es el señor tan serio que hay a la izquierda), que inauguró la convención junto con Dioni Arroyo Merino(el chico de la derecha) presidente de Kalpa,(Asociación de escritores de Fantasía Ciencia Ficción y Terror de Castilla y León) y otros representantes de la cultura vallisoletana que siento no poder deciros quienes son.

   
   Se presentó Kalpa 16 Ecos de Bécquer, antología de la asociación donde se recogen diez nuevas leyendas inspiradas en la vida y obra del gran escritor. En la foto aparecen David Jasso, Laura Arranz y José Francisco Sastre (de izquierda a derecha). De este libro haré una reseña en breve. 





   Este año mi colaboración consistió en presentar el libro "Vienen a por ti" de Marta Junquera, una escritora de relatos de terror que no conocía hasta ahora, pero a la que seguiré porque el libro tiene muy buena pinta (Yo soy la de la derecha y a mi lado están Marta y Carmen Moreno, editora de Cazador de ratas). Me hubiera gustado comprar el libro pero...no soy rica y tuve que elegir.



   Como cierre a la sesión de la mañana David Jasso hizo la primera presentación oficial de su nuevo libro "Lo que ves cuando cierras los ojos" introducido por Dioni Arroyo Merino. Os puedo adelantar, porque tuve el placer de leerlo antes de que se publicara, que David se adentra con una gran maestría y con su estilo angustioso y directo hasta el mismo centro de la locura. También en breve haré una reseña más completa. 



   Y por último os presento mi gran  descubrimiento, el ilustrador Juapi, del que compré la lámina de Jon Nieve. La verdad es que me quedé alucinada con todas las ilustraciones que tenía expuestas, porque utiliza una técnica hecha con café que es una maravilla.  Podéis visitar su página de facebook, os va a encantar.

       Por mi parte nada más porque me tuve que volver, pero me consta que  hubo muchas charlas y presentaciones interesantes para los que amamos el terror, la ciencia ficción y la fantasía, así que espero poder asistir el próximo año con más tiempo. 

 Esta lámina original que estaba pintando allí mismo se sorteó entre todos los que compraron algo en el stand, ¿a que es una maravilla?...lástima que no me tocara. 



Con David Jasso

martes, 8 de noviembre de 2016

MISTERIOS DOLOROSOS




   Haciendo limpieza de mi blog, me he encontrado con este relato publicado en el blog Letra Digital de Uruguay dentro de la iniciativa "Octubre en LDU". Este blog lleva inactivo mucho tiempo y no quisiera perder mi relato, por lo que he decidido publicarlo aquí. 
   
MISTERIOS DOLOROSOS

   Una mujer vestida de negro y una niña están sentadas alrededor de una mesa camilla. La mujer va pasando las cuentas de un rosario a la vez que recita los misterios y reza el avemaría. La niña, que tiene siete años, contesta distraída. Tiene las piernas tapadas con las faldillas para recibir el calor del brasero de cisco. Se oye silbar el viento afuera y las persianas chocan contra la ventana produciendo un ruido monótono y sordo. Una bombilla en el techo proyecta una luz mortecina sobre las dos mujeres.
   La niña, absorta en sus pensamientos, deja de rezar. La mujer, que es su abuela, la increpa airada.
   ―¡No dejes de rezar, que te está tentando el diablo!
   La niña, horrorizada, levanta las piernas y las sube al sillón mientras pega un grito y empieza a llorar.
   ―¡No quiero que me toque! ¡Me he portado bien! ¡Me he portado bien!
   ―Deja de llorar― le dice la abuela―. Si sigues rezando el diablo se marchará y te dejará tranquila. No te distraigas y sigue rezando. El diablo está siempre pendiente de nuestras debilidades por eso nunca debemos bajar la guardia ¿lo entiendes?
   ―Sí, contesta mientras se limpia las lágrimas con las manos.
   Cuando acaban de rezar, la abuela le prepara la cena consistente en una tortilla francesa y un cola-cao con galletas. En la televisión, en blanco y negro, están dando el parte pero al terminar empezará una película. La niña reza mentalmente para que la película tenga un solo rombo y su abuela la deje quedarse levantada un ratito más. Cuando los dos rombos que aparecen en la esquina superior de la pantalla indican que es para mayores de dieciocho años, la abuela mira a la niña y le dice:
   ―Venga Inesita, a la cama.
   Inés sabe que es inútil intentar convencer a su abuela así que se pone el pijama que previamente ha calentado junto al brasero. Duerme en la misma habitación que su tío Enrique que está siempre en la cama desde que tuvo el accidente y casi no se puede mover. Habla un poco pero no se le entiende nada y un hilo de baba le cuelga de forma continua del labio de abajo porque no puede cerrar bien la boca. A veces, un vecino viene a ayudar a la abuela a levantarlo hasta el sillón de la cocina para que vea un poco la tele. Ahora está dormido.
   Después de rezar un padrenuestro, dos avemarías y el “cuatro esquinitas tiene mi cama...”Inés se mete en la cama y se tapa con las mantas hasta la barbilla. La abuela apaga la luz y le dice:
   ―Recuerda, si el demonio te tienta y te hace tener malos pensamientos ponte a rezar agarrando fuerte el crucifijo y se irá. Es un crucifijo de plata que alguien le ha traído de Roma, bendecido por el Papa. Sirve también como abrecartas, pues acababa en una punta que se encaja en una piedra, simulando el monte donde crucificaron a Jesús. La niña se ha empeñado en que fuera ese y no otro el que le diera para meterlo debajo de la almohada. Es demasiado grande pero le gusta porque brilla mucho.
   Inés se despierta en medio de la noche y nota algo que se va acercando a su lado como la otra vez. Aterrorizada, empieza a rezar la letanía a la virgen: “Santa Virgen de las vírgenes, madre purísima, madre castísima, madre virginal, espejo de justicia, trono de sabiduría...” no quiere abrir los ojos para no ver la cara del diablo, porque está segura de que es él que viene a tentarla de nuevo. “Rosa mística, torre de David, torre de marfil, casa de oro, arca de la alianza...”Nota una respiración en su oreja y algo duro entre sus nalgas a la vez que una mano le toca ahí abajo. La niña sigue rezando con los ojos bien apretados y se hace un ovillo pero el diablo sigue ahí, tentándola. “Madre amable, madre admirable, madre del buen consejo, madre del creador, madre del salvador...”.Siente un líquido que se escurre por su oreja y una respiración  entrecortada a la vez que un olor fétido le llega a la nariz. De pronto se acuerda del crucifijo que está debajo de la almohada, mete la mano y la mueve hasta que lo encuentra, lo coge y haciendo un gran esfuerzo lo clava en lo que quiera que sea lo que tiene encima de su oreja a la vez que pega un grito.
   La luz se enciende de repente.  La abuela aparece en camisón y se queda paralizada en la puerta al contemplar a su hijo, con el crucifijo clavado en el cuello,  encima de su nieta.