jueves, 4 de julio de 2019

LA MUERTE DEL COMENDADOR (LIBRO I).............. HARUKI MURAKAMI


TÍTULO: LA MUERTE DEL COMENDADOR (LIBRO I)
AUTOR: HARUKI MURAKAMI
EDITORIAL: TUSQUETS
AÑO DE PUBLICACIÓN: 2018
GÉNERO: INTRIGA


OPINIÓN PERSONAL
    La verdad es que me cuesta clasificar esta novela dentro de un género literario. Cuando vi el libro en la biblioteca, sin saber nada de él, pensé que era una novela negra y lo cogí sin más porque ya había leído algunas cosas de este escritor y me habían gustado.
    Está escrita en primera persona pero no llegamos a saber el nombre del protagonista, que se define como un hombre tímido, al que su mujer acaba de dejar después de seis años de convivencia y que no ha conseguido encontrar la inspiración necesaria para ser un gran pintor como a él le gustaría, aunque tiene cierto éxito pintando retratos. Su hermana pequeña murió cuando él tenía 15 años y esto le marcó profundamente para toda su vida.
     El autor va mezclando el presente con recuerdos de la vida  pasada del protagonista describiendo perfectamente sus  emociones y  sentimientos, por lo que vamos conociendo en cada momento sus estados de ánimo, sus reflexiones y sus miedos  durante los nueve meses aproximados que vive aislado en una casa en el campo, en soledad casi total, hasta que aparece en su vida un personaje muy peculiar.
     El  señor Menshiki vive en una casa muy lujosa que se divisa desde la casa del protagonista, aunque debido a la especial orografía de la zona no están cerca. Es un hombre muy rico y le encarga que le pinte un retrato, para lo que está dispuesto a pagar una enorme suma de dinero. Nuestro pintor acepta, a pesar de que había decidido no hacer más retratos, aunque establece una serie de condiciones. Poco a poco se establece entre ellos una relación muy especial facilitada también por una serie de hechos misteriosos que suceden en la casa donde vive, la cual pertenece a un reconocido pintor de pintura japonesa, que también tiene una relevancia especial a lo largo de la novela.
    El autor mezcla de una forma especialmente natural, con un estilo directo que es fácil de leer, elementos sobrenaturales como es la aparición de un sonido de una campanilla en el bosque que desemboca en la personificación de una idea vestida como un comendador japonés, con misterios reales como es la aparición en el desván de un cuadro titulado “La muerte del comendador” que nos llevará a sucesos acaecidos en Austria al inicio de la Segunda Guerra Mundial.
     Toda la novela está llena de referencias musicales, pictóricas y literarias que están enormemente relacionadas con la trama. Nos habla también sobre el proceso creativo de un artista, su evolución, su transformación, sus periodos de falta de inspiración y de sus dudas, en ocasiones,  sobre lo que es real o imaginario.
    El final es brusco, y deja muchas preguntas sin contestar, que supongo que se resolverán en la segunda parte,  aunque ya sabemos, porque el propio protagonista nos lo dice al principio, que volverá con su mujer.
    Personalmente me ha gustado mucho y me ha resultado intrigante y de lectura fácil y adictiva.
   
   

   
 

sábado, 22 de junio de 2019

EL ABRAZO DEL MOSNTRUO ...............FÉLIX J. PALMA



TÍTULO: EL ABRAZO DEL MONSTRUO
AUTOR: FÉLIX J. PALMA
EDITORIAL: DESTINO
AÑO DE PUBLICACIÓN: 2019
GÉNERO: NOVELA NEGRA- THRILLER

OPINIÓN PERSONAL:

   ”Los monstruos son reales, y los fantasmas también: viven dentro de nosotros y, a veces, ellos ganan”

    Con esta cita de Stephen King comienza la novela  El abrazo del monstruo. Es una novela policiaca porque en ella se produce un secuestro y se desarrolla a partir de aquí una investigación en la que interviene la policía, pero no es solo eso. Es una novela de terror, porque no hay nada más terrorífico que tener que superar determinadas pruebas humillantes, repulsivas o de un sufrimiento infinito,  sabiendo que si no las superas matarán a tu hija y que además todo el mundo sabrá que no lo hiciste porque la exigencia del secuestrador es que se retransmita por internet en riguroso directo. Y además en una novela con bastantes elementos fantásticos, donde aparecen los  monstruos que salen de las pesadillas de tu infancia y que creías exorcizados mediante la fórmula mágica de meterlos en un libro. Si a eso le sumamos unos personajes potentísimos y una trama dinámica llena de giros sorprendentes,  tenemos la novela perfecta.
    Está dividida en tres partes que nos presentan puntos de vista totalmente diferentes. Durante la primera nos presenta a Diego Arce, un escritor de éxito al que la vida le sonríe hasta que un día, después de llegar de una fiesta con su mujer, se encuentra con que han secuestrado a su hija y el autor le exige llevar a cabo una serie de pruebas emulando a las que aparecen en su novela “Sangre y ámbar”. Su amigo el inspector Rocamora será el encargado de llevar a cabo la investigación. En una lucha a contrarreloj, intenta averiguar quién puede tener motivos para hacerlo y aparecen sospechosos como el hermano de Diego, antiguos alumnos de un taller de literatura,  un antiguo novio de su mujer o una reciente amiga, pero no logran resolver la situación sin que Diego tenga que hacer las dos primeras pruebas. En esta parte va alternando el presente con capítulos de “Sangre y ámbar”, donde aparecía el ¨Monstruo”, un asesino que secuestraba niñas en  la Barcelona de principios de siglo, después de la detención de “la vampira del raval”, describiendo muy bien la sociedad de aquella época.
      En la segunda parte cambia de perspectiva y nos sitúa en el lado de los autores del secuestro, con un giro de los personajes  completamente inesperado,  mostrándonos  hasta qué punto la psicopatía y la crueldad pueden permanecer ocultas incluso para tu círculo más cercano y llegar a límites insospechados.
      En el  desenlace de  la tercera parte es donde únicamente  nos muestra a la niña y el lugar en el que permanece secuestrada. En mi opinión es en esta parte donde, sin llegar a ser inverosímiles,  hay más elementos en los que cuesta creer,  aunque el resultado final resulta bastante satisfactorio.
    La lectura produce mucha angustia y un desasosiego constante que transmite  malestar en algunos momentos, con  escenas verdaderamente  duras y explícitas y que,   a pesar de que no se recrea con especial retorcimiento en ellas,  si  pueden resultar difíciles de leer para algunas sensibilidades especiales.
    Creo que nos puede hacer reflexionar sobre los medios de comunicación, las redes sociales y el morbo que producen en la sociedad determinados sucesos especialmente crueles, llegando a unos niveles de sensacionalismo que cada vez se nos hacen más naturales, pudiendo llegar a un nivel de insensibilidad realmente preocupante.
    Me ha encantado la novela y por supuesto recomiendo su lectura a los amantes del género.

    



jueves, 16 de mayo de 2019

EL DÍA QUE SE PERDIÓ LA CORDURA...........JAVIER CASTILLO




TÍTULO: EL DÍA QUE SE PERDIÓ LA CORDURA
AUTOR: JAVIER CASTILLO
EDITORIAL: SUMA DE LETRAS
AÑO DE PUBLICACIÓN: 2017
GÉNERO: THRILLER

SOBRE EL AUTOR:
   Nació en Málaga, estudió empresariales y ha trabajado como consultor de finanzas corporativas. Esta es su primera novela.

RESUMEN:
   Centro de Boston, 24 de diciembre. Un hombre camina desnudo con la cabeza decapitada de una joven. El doctor Jenkins, director del centro psiquiátrico de la ciudad, y Stella Hyden, agente de perfiles del FBI, se adentrarán en una investigación que pondrá en juego sus vidas, su concepción de la cordura y que los llevará hasta unos sucesos fortuitos ocurridos en la misteriosa  localidad de Salt Lake diecisiete años atrás.

OPINIÓN PERSONAL:
   Después de leer un resumen tan impactante y de saber que el libro había cosechado un gran éxito de ventas me entraron unas ganas terribles de leerlo, así que cuando lo vi en la biblioteca no dudé ni un segundo en cogerlo y empezar a leerlo de forma ansiosa. He de decir que los primeros capítulos consiguieron atrapar mi atención por lo espectacular de la primera escena, pero a medida que iba leyendo, la historia se me hacía cada vez menos creíble porque el autor, desde mi punto de vista,  no consigue darle verosimilitud. El comportamiento de la agente del FBI es infantil e ingenuo casi desde el primer momento con respecto al detenido, que se supone que es “el decapitador”, un asesino peligroso. Aunque después podamos entender un poquito porqué actúa de ese modo, no está justificado en absoluto. El autor intenta mezclar una historia de asesinatos con una de amor sin llegar a convencer en ninguna de las dos.
  A su favor puedo decir que se lee muy fácil porque sus frases son muy cortas y concisas generando dinamismo. La acción transcurre en tres escenarios y tres épocas diferentes, muy bien diferenciadas entre sí: una en el presente en Boston, otros diecisiete años antes en Salt Lake y otra también en la época actual, pero ubicada en Canadá.
   Los personajes son bastante planos,  poco trabajados,  tienen reacciones ilógicas y nada  consecuentes. No consigue que el lector empatice con ellos, hay demasiados tópicos en las relaciones amorosas y  los diálogos  son muy básicos y simples.
   En mi opinión este libro crea demasiadas expectativas con la primera escena, pero se va desinflando poco a poco. El argumento llega a ser un poco confuso y el final resulta muy precipitado dejando algunos asuntos sin resolver.  No digo que cueste terminarlo porque el estilo es ágil y rápido, pero poco más puedo decir a su favor. A mí me ha decepcionado mucho. Es posible que en las posteriores novelas el autor mejore, pero es muy difícil que yo vuelva a darle otra oportunidad.
  




lunes, 22 de abril de 2019

INVIERNO ÁRTICO..............ARNALDUR INDRIDASON




TÍTULO: INVIERNO ÁRTICO
AUTOR: ARNALDUR INDRIDASON
FECHA DE PUBLICACIÓN: 2005
EDITORIAL: RBA
GÉNERO: NOVELA NEGRA

SOBRE EL AUTOR
  Es islandés, licenciado en historia, periodista, crítico de cine y autor de novela negra. Sus novelas más conocidas son las protagonizadas por el inspector  Erlendur Sveinsson. En 2013 fue galardonado con el Premio RBA de Novela Policiaca por Pasaje de las sombras.

RESUMEN
   En enero, el implacable invierno islandés se adueña por completo de la isla. Elías, un niño de diez años, ha aparecido apuñalado cerca de su casa. La víctima es el hijo de una inmigrante tailandesa que trabaja duro para mantener a su familia desde que su marido islandés la abandonó. El inspector Erlendur Sveinsson y sus inseparables ayudantes Sigurour Óli y Elímborg son los encargados de llevar a cabo la resolución del asesinato.

OPINIÓN PERSONAL
    Esta es la primera novela que leo de este autor, aunque pertenece a una serie sobre el inspector Erlendur Sveinssson que empezó con “Las marismas” o al menos fue la primera traducida al español.
    La novela comienza con la aparición del cadáver de un niño asiático de diez años  apuñalado en el patio de un bloque de apartamentos muy humilde. La acción transcurre en Islandia por lo que las condiciones climatológicas adversas se unen para crear un ambiente frío, inhóspito y  gris que impregna todo el transcurso de la novela, tanto en el momento en que sucede el asesinato como en los continuos flashback que nos llevan a otro suceso ocurrido durante la infancia del inspector.
   Erlendur, el inspector encargado del caso, es un hombre separado con una hija que ha sido drogadicta y un  hijo que tiene problemas con el alcohol y con los que no tiene muy buena relación. No tiene tampoco una relación estrecha con sus dos compañeros de trabajo, Sigurour Óli y Elínborg de los que apenas conoce datos de su vida privada. Desde que, siendo niño, su hermano desapareciera en una ventisca y él se salvara, está obsesionado con las desapariciones, hecho que le hace cometer un grave error en la resolución del asesinato. Intuitivo, hace las cosas sin saber muy bien por qué, pero sabe que tiene que hacerlas.
   La primera mitad de la novela sigue una estructura bastante lineal e incluso llega a parecer un poco lenta, pues se centra principalmente en interrogar a los profesores y compañeros del colegio donde estudiaba Elías, un niño inteligente y muy buen dibujante, que intentaba integrarse con sus compañeros dado que su familia era de  origen tailandés aunque él  nació  en Islandia. Su hermanastro Niran, sin embargo, llegó a Islandia a los nueve años traído por su madre, casada con un islandés, y no se encuentra a gusto en un país tan diferente al suyo ,por lo que  no hace ningún esfuerzo ni por aprender el idioma ni la cultura de su país de acogida. Nos muestra aquí el autor los graves problemas de integración que tienen los inmigrantes venidos de un país tan diferente en cuanto a clima, idioma  y forma de vida como es Tailandia y las situaciones de racismo a las que se enfrentan. Es este racismo la principal   hipótesis como causa del asesinato que se plantea  en la investigación.
   En la segunda mitad, aunque en realidad la novela está dividida en capítulos cortos, el ritmo cambia y aparecen muchos elementos que crean bastantes  incógnitas abriendo numerosas  posibilidades y creando  mucha intriga en el lector, aunque alguna de esas incógnitas no lleve al final a la resolución del crimen que nos ocupa sino que se trata de  meros distractores.
   Los últimos cuatro capítulos alcanzan un ritmo vertiginoso y nos plantean un desenlace muy plausible y que hace recapacitar al lector y preguntarse si hubiera sido el mismo en el caso  de tratarse de un niño islandés.

   La novela acaba con una ventisca que nos muestra la fuerza de la naturaleza en todo su esplendor y nos deja  con una impresión de gelidez  y desolación presentes durante toda la novela, aunque a mí me ha gustado mucho, tanto el estilo de escritura como la creación de ambiente, el desarrollo de la trama y la construcción de los personajes. 




jueves, 4 de abril de 2019

ESTE JUEVES...............CRÓNICA DE LA PRIMERA-ÚLTIMA VEZ



      Este jueves es nuestra amiga Mónica del blog NEOGÉMINIS la que nos invita a escoger una de las frases que nos ofrece para confeccionar un relato. Yo he escogido la de "Crónica de la primera-última vez". 
     Podéis leer el resto de relatos participantes pinchando en el enlace.


    Nunca había ido a que me leyeran la mano, pero la propaganda que encontré en mi buzón llegó en el momento justo. Después de mi último fracaso sentimental necesitaba saber si mi vida iba a cambiar o iba a continuar en el mismo pozo donde me encontraba.
     La mujer que me abrió la puerta me sonrió y dijo que me estaba esperando desde hacía mucho tiempo. La verdad es que algo en ella me resultaba familiar. Me hizo pasar a una sala muy bien decorada, donde se respiraba un aire de tranquilidad y sosiego. Llevaba una túnica de color turquesa que hacía juego con sus ojos y estaba descalza. Yo también me descalcé y me senté cómodamente en un sofá de piel blanca que daba a la estancia una sensación de pureza, aumentada por los  rayos de sol que llegaban tamizados  por las cortinas, también blancas. Me ofreció un té con hielo y lo acepté encantada.
    Mientras ella iba a prepararlo, recordé por qué me resultaba familiar. Era Laura. Un verano cuando éramos adolescentes ella vino a mi pueblo. Era un pueblo muy pequeño y no había muchas chicas de nuestra edad, así que enseguida nos hicimos amigas. Pasábamos las largas tardes de verano yendo en bicicleta hasta un sitio en el que no solía haber nadie. Era una casa antigua y estaba en ruinas, pero tenía una higuera en la puerta que daba una estupenda sombra. Allí extendíamos nuestras toallas, nos comíamos la merienda y hablábamos de todo. Ninguna de las dos había besado nunca a ningún chico y nos preguntábamos qué se sentiría. No sé cómo sucedió, pero recuerdo que de pronto nuestras bocas se juntaron y las dos nos dejamos llevar por nuestras sensaciones. Fue el beso más maravilloso que recuerdo, tal vez porque fue el primero o tal vez porque fue Laura la que me lo dio.
       Es curioso que hubiera tenido olvidado ese recuerdo hasta este mismo momento en que lo recordaba con una intensidad que me hizo estremecer. Laura no había vuelto nunca a mi pueblo y yo nunca más había besado a otra mujer.
     Cuando Laura entró de nuevo en la sala, supe que mi vida iba a cambiar en ese mismo instante. Me pidió que le mostrara la mano. Veo a una mujer en tu vida, me dijo, pero creo que eso tú ya lo sabes. Debes hacerle caso a tu instinto y dejarte llevar.
    Volví a casa ilusionada. No sé qué pasará a partir de ahora, aunque después de lo que sucedió en aquel sofá blanco creo que no hará falta que me vuelvan a leer la mano para saber mi destino.



jueves, 21 de marzo de 2019

ESTE JUEVES..............CAMBIO CLIMÁTICO



   Este jueves nos convoca Montse en su blog La bitácora del  mar y nos propone que hablemos sobre el cambio climático y sus efectos sobre el planeta. Hace mucho que no participo en los jueves, pero se me ha ocurrido una historia basada en algunos datos  verdaderos, aunque espero que jamás ocurra lo que cuento.
 Para leer todos los relatos participantes pinchad  Aquí



   Como todas las niñas de su edad, Hanaki, perteneciente a la única tribu aún no contactada por la civilización según el último informe de la FUNAI (Fundación Nacional del Indio) de enero del 2030, sabía que llegaría el día en que tendría su primera menstruación.  Llegó una mañana como cualquier otra en el recóndito corazón de la selva amazónica, donde los cincuenta Hi-Merima vivían ajenos a los grandes cambios que habían ocurrido en el resto del mundo. Su pequeño ecosistema les permitía seguir cazando pecaríes, tapires y monos, pescar pirarucús, cultivar maíz y yuca y recolectar frutos secos, plátanos y piñas además de la deliciosa miel, extinguida en el resto del planeta.
    Sin asustarse, se lo dijo a su madre y juntas fueron al chamán para proceder al rito de iniciación. A partir de ese momento, Hanaki permanecería aislada durante cuatro días en una pequeña choza a medio día de camino, donde sería llevada por el chamán y cuya ubicación solo   él conocía.

   La pequeña mujercita no estaba asustada, pues era algo por lo que otras jóvenes habían pasado y estaban contentas, aunque todas decían que había sido doloroso. Tenía provisiones y una hamaca donde dormir, así que aguantaría. La primera noche durmió profundamente,  pero por la mañana, apenas despertó, sintió dolor en el bajo vientre y una sensación de frío en todo el cuerpo que nunca había experimentado. Se encontraba en posición fetal intentando conservar el calor, pero sus manos y sus pies estaban entumecidos y tardaron en responder a las órdenes de su cerebro. Sus dientes castañeteaban sin control. Salió fuera de la choza y miró al cielo. Estaba encapotado y de un color uniforme y gris que le resultó extraño. Algo frío y mojado cayó sobre su piel desnuda. No era una gota de lluvia. Era algo mágico, parecido al algodón pero que desaparecía y se convertía en agua. Cayeron muchas gotas mágicas como la primera y Hanaki, maravillada, miraba al cielo y veía los copos blancos caer revoloteando a su alrededor. Dolía. Sus manos, sus pies, su nariz, sus labios, todo dolía,  pero sin duda este era el dolor del que hablaban todas, aunque no pudieran desvelar el milagro. Se tumbó, convencida de que ese dolor pasaría y se convertiría en una mujer,  ensimismada con el grandioso espectáculo que la naturaleza le ofrecía. Su cuerpo temblaba sin control, sin embargo permaneció quieta durante horas hasta que, poco a poco, sus ojos se cerraron por la hipotermia, sin saber que nunca despertaría, mientras un manto blanco la cubría  por completo. 




domingo, 10 de marzo de 2019

REINA ROJA ...................JUAN GÓMEZ-JURADO




TÍTULO: REINA ROJA
AUTOR: JUAN GÓMEZ JURADO
EDITORIAL: EDICIONES B
AÑO DE PUBLICACIÓN: 2018
GÉNERO: THRILLER


OPINIÓN PERSONAL
    “Antonia Scott solo se permite pensar en el suicidio tres minutos al día”
  Con esta frase tan potente empieza la novela. En un principio no sabemos cuál es el motivo por el que esta mujer tiene ese pensamiento todos los días, pero a lo largo de la novela el autor nos va dando datos, si bien no llegamos a saber la historia completa, porque se trata de un hecho anterior. Lo que sí sabemos es que Antonia no es una persona normal. Tiene el  coeficiente intelectual más alto del mundo lo que provoca que sea reclutada desde muy jovencita  para un proyecto supersecreto llamado Reina Roja, que es lo que da título a la novela. Está   estructurada en tres partes. Los capítulos son muy cortos haciendo continuos flashbacks y cambios de escenario mostrándonos así mismo los diferentes puntos de vista de cada uno de los personajes a lo largo de toda la novela lo que hace que sea muy dinámica
   Los tres protagonistas principales son Antonia, Jon y Carla.
 Jon es un policía del país Vasco expedientado por una acción ilegal, aunque es fácil empatizar con él y comprender por qué lo ha hecho y perdonarlo. Sus superiores lo envían a buscar a Antonia para que se encargue de un secuestro millonario que ha terminado con el asesinato de la víctima y que debe ser llevado en secreto por diversos motivos. Este asesinato pronto se convierte en secundario cuando se produce el secuestro de la hija de otro multimillonario español conocido en el mundo entero y que también debe llevarse en secreto por las repercusiones que podrían tener las exigencias de los secuestradores. Nos muestra unos ambientes de lujo que muchos no podríamos llegar a imaginar y, sin embargo, sí podemos reconocer en los dos personajes multimillonarios ciertos aspectos, aunque no sean reales. La relación entre Antonia y Jon es desastrosa en principio, pero poco a poco acaban por compenetrarse y cogerse cariño.
    Toda la  acción se desarrolla en Madrid lo que produce una sensación de cercanía y que, los que conocemos la ciudad, podamos  situarnos perfectamente en los lugares que describe. En momentos la acción es muy trepidante con descripciones de persecuciones o explosiones muy bien logradas. Especialmente conseguida  está la sensación de angustia y dolor que provoca la descripción del lugar donde está secuestrada Carla, la víctima.
    Nos presenta sitios que conocemos, programas de televisión, escenarios  del día a día donde suceden cosas que parecen muy lejanas, pero que podrían llegar a suceder, dándole una  verosimilitud que me gusta mucho.
   Es capaz de combinar los momentos de angustia con otros en los que la acción es emocionante y vertiginosa sin dejar de lado algunos toques de humor que relajan un poquito la tensión.

   Es la primera novela que leo de Juan Gómez-Jurado y seguramente no será la última porque me ha gustado bastante su estilo dinámico, directo y sencillo y su forma de crear intriga.