martes, 7 de abril de 2020

DIARIO DE UNA CUARENTENA (DÍA VEINTICUATRO)



      Mi amiga Julia, que vive en Tenerife, me mandó por mi cumpleaños un libro de poemas de José Enrique Lite Otazo, a quien yo no tengo el gusto de conocer, pero que a ella le gustaba mucho. El librito en sí es precioso, porque los poemas van acompañados de unos dibujos en blanco y negro muy originales y realmente alucinantes. Algunos son dibujos abstractos, otros muestran siluetas de cuerpos o de rostros en diversas posturas, pero ninguno te deja indiferente. 
   Los poemas hablan sobre la vida, el deseo, el amor, las sensaciones....
   Esta mañana lo he ojeado, y he leído este poema que me ha hecho pensar en la realidad que estamos viviendo y  que parece tan irreal en algunos momentos, al menos para mí.
   




   No sé si realidad
es la vacilación de mi cuerpo abotargado
o es esa filtración de tu presencia 
que brota en los flancos aún inconmovibles 
de mi laxa memoria.
   En el infame veneno del presente
me derrite el esfuerzo por mantenerme en pie,
mientras mi irredenta vocación por descubrirte
me hace batir todas las marcas
de estancia perturbada entre tus sueños íntimos.
   No sé si realidad es esta tediosa y cejijunta 
espera de la nada o es esa jubilosa canción 
que perpetra alegrías y me hace inmortal
cuando te pienso.
   Toca mi fiebre y sabré que estoy vivo.


   Qué es realidad 

3 comentarios:

  1. Menos mal que nos tenemos a nosotros y a los demás.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Pues pudiera ser una intuición de lo que venía. Poema original sin duda.

    Un abrazo y porque no haya fiebre, ni ni real ni anímica que nos alcance

    ResponderEliminar
  3. Jo, qué regalo tan bonito! Creo que es muy personal. Que lo disfrutes
    Bss

    ResponderEliminar