miércoles, 1 de abril de 2020

DIARIO DE UNA CUARENTENA (DÍA DIECIOCHO)




    En mi comunidad hoy ha salido menos gente a aplaudir. Supongo que el desánimo o el cansancio van haciendo mella. Mi hijo no ha podido acompañarme porque estaba en una videoconferencia para un trabajo de la universidad. Él no para, sigue estudiando igual o más. Está estudiando ingeniería informática y la verdad es que siguen con el mismo ritmo, se han adaptado bastante bien a la situación. 
   Me han llamado de una parafarmacia donde el otro día me apunté para una lista de mascarillas. Llamé por teléfono desde el trabajo y la dueña reconoció el número porque fue proveedora (o igual lo sigue siendo)  de la leche para los niños de la prisión y muchas veces  la recepcionaba yo. Fue muy amable conmigo, la verdad. Han llegado hoy y me ha dicho que como máximo podía pedir 10 porque hay mucha gente esperando y no le han mandado muchas. No sé por qué solo he  pedido 6, tres para mí y tres para mi hijo, después he pensado que tenía que haber pedido las 10. Valen  tres euros cada una, que teniendo en cuenta que son desechables me parece una barbaridad . Son mascarillas quirúrgicas de las que dicen que en realidad a ti no te protegen sino que protegen a los demás de ti. Me da igual. Yo quiero llevar mi mascarilla cuando voy a la compra y pienso que mejor llevar eso que no llevar nada. Afortunadamente tenía una caja de guantes desechables desde el año la pera en un cajón olvidados, ahora le estamos dando uso. En esto de las mascarillas también hay diferentes puntos de vista, en algunos países son obligatorias. Sinceramente yo creo que aquí nos dicen que no son necesarias porque escasean incluso para el personal sanitario y para que no cunda el pánico. Pues a mí ya me ha cundido. Hay informaciones contradictorias y cada vez se van sabiendo más cosas. Al principio decían que esto era como una simple gripe y ya se ha visto que no. 
   Miriam, mi compañera de trabajo me ha dicho que está enferma, que está de baja posiblemente por el coronavirus. Tiene mucha tos y dificultad para respirar, aunque no tiene fiebre. Ha llamado a los teléfonos que nos han dado a nosotros que somos de Adeslas y dice que es imposible contactar con ellos, que está en espera continuamente. Ha llamado a otros teléfonos de Castilla la Mancha, porque ella vive en Toledo,  y le han dicho que si se encuentra muy mal vaya a urgencias si no que se esté en casa con paracetamol y agua. La pobre está mal, porque es muy aprensiva y también tiene problemas de ansiedad. Creo que hace más de quince días que no coincido con ella, así que creo que el virus ya se hubiera manifestado en mí si me hubiera contagiado. 
   Voy escribiendo mis pensamientos tal y como   me vienen a la cabeza, sin cuidar  demasiado la redacción ni el estilo. Tampoco reviso mucho lo que escribo, solo quiero tener constancia de lo que pasaba por mi cabeza en estos momentos. Es posible que esté repitiendo lo mismo todo el rato. 
   Me sigue pareciendo increíble lo que está pasando. 

12 comentarios:

  1. Yo no he podido comprar mascarillas hasta ayer, me las he estado ingeniando con unas de papel de cocina hechas por mí, qu no sirven para nada, pero si el bichito las ve, se cree que son de las buenas, se asusta y se va, jaajajaj

    ResponderEliminar
  2. Por acá todavía no usamos mascarilla, nos dicen que es peor usarla que cría más virus, que si o si tenemos que mantener un metro y medio de distancia con todo el mundo. De todas maneras es imposible conseguirlas, tampoco hay alcohol, ni alcohol en gel.
    Se entiende lo que escribis y tu estado de ánimo. Fuerza. Siempre que pueda acá estoy para apoyarnos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ves, en cada país tienen un criterio diferente con las mascarillas. Yo conseguí gel al casi al principio del confinamiento, también apuntándome en una lista y a un precio carísimo.
      Gracias Sindel, saber que estamos todos más o menos en la misma situación ayuda mucho.
      Un beso

      Eliminar
  3. Bueno las mascarillas estas escasas pero en la farmacia del barrio ya las tienen , caras eso sí, se han subido a la parra y con la condición que solo duran unas horas, en fin los días van pasando lo cual quiere decir que ya nos va quedando menos ..SEguimos hacia delante .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es lo mejor, que ya quedan muchos menos días que los que hemos pasado.
      Un beso

      Eliminar
  4. Creo que lo mejor que podemos hacer es contarlo, hablándolo o escribiéndolo. Lo increíble es la respuesta solidaria de mucha gente.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso sí es verdad, la solidaridad es impresionante, eso es lo más importante!
      Un beso

      Eliminar
  5. Seguramente tu amiga y compañera esté afectada. La mayoría de veces los síntomas no son graves y acabará por pasar este virus sin mayores consecuencias, pero si es aprensiva, lo estará pasando mal. Las aventuras de las mascarillas...qué aventuras. A mí aún no me llegan las que pedí el día 20 de marzo, creo recordar.

    Un abrazo y porque sigas bien pero bien. Con precaución, eso seguro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, como en todo, hay quien se lo toma mejor y quien peor...Si en condiciones normales estás obsesionada con los contagios imagínate ahora!
      Muchas gracias, cuídate!

      Eliminar
  6. Soy de la misma opinión con el tema mascarilla. Que digo yo que si el que tiene los virus se la tiene que poner para que no salga, el que se la pone también servirá para que no entren, no? Otra cosa es el cuidado cuando te la quites con las manos y tal... eso sí, hay que usarlas bien.
    Yo creo que estas "vacaciones" voy a hacerla yo, con un patrón de los que ahora hay tanttos en internet, poniendo una doble capa y un filtro en medio. Hacer varias y cambiar el filtro y lavar la mascarilla a 60º. No se, tener un parapeto como los guantes supongo que me dará algo de menos angustia al salir a la calle.
    Gracias por compartir sentimientos. Es muy necesario.
    Bss ;)

    ResponderEliminar
  7. Qué bien que eres apañada y puedes hacértelas tú! Es una buena idea! Lo malo es que yo no sé coser, ni tengo máquina, ni soy mañosa...
    Gracias a ti por leerme y comentar! Un beso

    ResponderEliminar