jueves, 2 de abril de 2020

DIARIO DE UNA CUARENTENA (DÍA DIECINUEVE)


    Hoy es jueves. Ayer estuve intentando escribir un relato para participar en “los jueves un relato” pero fui incapaz de hacer algo con lo que estuviera medianamente satisfecha. Mis musas se han ido y tengo que asumirlo. Ahora hago otras cosas como leer más. 
   Hace días terminé de leer el libro que estábamos leyendo en el club de lectura. Dejamos de asistir al club antes del confinamiento por precaución, porque hay mucha gente mayor que es población de riesgo. Haré aquí una pequeña reseña.

TÍTULO: LA BRIGADA DE ANNE CAPESTAN
AUTORA: SOPHIE HÉNAFF 
FECHA DE PUBLICACIÓN: 2015

   Anne Capestan es una policía separada durante un tiempo del servicio, a la que cuando regresa, sus jefes   le encargan formar una brigada con todos los policías a los que no pueden echar del cuerpo, pero que por razones diversas son muy molestos y quieren tenerlos entretenidos sin que den la lata. Para ello le encargan resolver casos muy antiguos que a nadie interesan porque son cosas de poca monta. Sin embargo, entre todos estos casos se encuentran con dos homicidios que han quedado sin resolver. 
   Los personajes son de lo más variado y a cuál más peculiar: 
   Torrez es “el gafe” . Es el primero que se presenta en la brigada y todos sus compañeros le evitan porque tiene fama de que todos los que están con él acaban mal. 
   Lebreton es excomandante de asuntos internos, alto, guapo, viudo, homosexual y discriminado precisamente por este motivo. 
   Eva Rosiere, escribe novelas policiacas que triunfan muchísimo y de las que se han hecho series que le han hecho ganar muchísimo dinero. Resulta muy incómoda porque en sus novelas critica bastante a los jueces. Permanece en la policía porque le gusta. 
   Merlot, capitán de antivicio alcohólico y charlatán. 
   Orsini, de la brigada de inteligencia. Odia la policía y tiene tendencia a informar a los periodistas de los secretos de la casa que no debe contar. 
   Éurard, jugadora compulsiva, vetada en los casinos. Muy supersticiosa. 
   Dax, teniente de la cibercriminal que se dedicó al boxeo durante un tiempo y está un poco “tocado” de la cabeza. 
   Con estos personajes, Capestan, lejos de desmotivarse, consigue que todos se animen a colaborar para resolver los dos casos que pronto se dan cuenta de que están relacionados. Al principio nos los presenta un poco por encima, pero a medida que vamos conociendo la situación personal de cada uno vamos empatizando más con ellos y entendiendo porqué han llegado a su situación. Lo que en un principio parece una brigada hecha con desechos que no va a funcionar, se transforma, por el voto de confianza que Capestan da a cada uno de ellos, en una brigada en la que cada uno, con sus peculiaridades y sus trucos, pone su grano de arena para que la investigación salga adelante y consigan resolver el doble asesinato. 

   Es una novela escrita en un tono distendido y humorístico que se lee muy bien y que nos deleita  con algunas situaciones de acción delirante, bien descritos, que inevitablemente nos provocan una sonrisa e incluso a veces una sonora carcajada. Una novela que viene bien para descargar un poquito la mente  si lo que te gusta, como a mí, son las novelas más “negras”. 

3 comentarios:

  1. Una novela la mar de entretenida, perfecta para estos días. Pues no sufras por participar o no en una iniciativa que tuvieras pensado. La musas, o una misma, a veces se van de vacaciones.

    Un abrazo y feliz lectura

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, mis musas llevan de vacaciones mucho tiempo ja,ja
      Gracias, un beso

      Eliminar
  2. Hoy se lo he dicho a mi hija, que dibuja: tienes que esperar a que vengan las musas, pero, eso sí, que te pillen trabajando.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar