miércoles, 14 de diciembre de 2016

ESTE JUEVES......................ELIGE Y ESCRIBE



   Esta semana nos convoca Mónica del blog NEOGÉMINIS. Nos propone los siguientes temas a elegir: 
-A RIESGO DE PARECER LOCO
-UNA SONRISA INQUIETANTE
-YA FUERA VICIO O VIRTUD
-RÍETE HOY QUE MAÑANA PUEDE SER TARDE
   Yo he escogido los dos primeros y esto es lo que me ha salido. El resto de los relatos participantes podréis verlos pinchando en el enlace del blog.


   A riesgo de parecer loca, Josefa, arrastrando la pierna malherida y ayudada por su bastón, comienza a caminar por el paseo de madera que lleva hasta el mar. Quiere hacer el camino, tantas veces soñado, ella sola, sin ayuda de nadie. Viste completamente de negro, con una falda casi hasta los pies, una camisa de manga larga y medias y zapatos también negros. Tiene que guardar el luto establecido.  Piensa que lo único que le falta es un burka, como los de esas mujeres que a veces ha visto en la televisión. Ella no es musulmana, pero como si lo hubiera sido. Ella es católica, apostólica y romana, pero ha estado toda su vida subyugada por su marido, en un pequeño pueblecito de la provincia de Soria. Dios no había querido darle hijos, aunque en su fuero interno ella sospecha que Dios no tiene nada que ver en eso.  
   Mientras camina, se siente observada por todos los que están desnudos en la playa, bien tomando el sol, paseando o jugando a la pelota. Ella no mira a nadie, le da pudor. Todavía resuenan en su cabeza las voces y la bofetada que le dio su marido cuando le dijo que quería ir a ver el mar. Le dijo que era una indecente, que no tenía vergüenza, que eso era para las putas… y acabó diciendo que tendría que pasar por encima de su cadáver.
  Había tenido que esperar muchos años, pero  así había sido. Josefa tuvo que saltar por encima de Marcos cuando este quedó tirado al final de la escalera. No se movía y ella supo que estaba muerto. Con parsimonia, marcó el número de teléfono de su sobrino y le dijo: ―ahora sí, llévame a ver el mar―, mientras una sonrisa inquietante se marcaba en su cara.  



¡Gracias Mónica!

33 comentarios:

  1. Buenas tardes .. vaya me ha gustado el relato , pero no la esencia de él ... me explico es una pena que haya tenido que fallecer el marido para que esa mujer fuera a ver el mar , pero mira como dice el refrán no hay mal que por bien no venga , así que a disfrutar lo que le quede de vida y por favor ... jajajajja la próxima vez que vaya al mar en top less JAJAJAJAJ .
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues te parecerá increíble pero lo cierto es que está inspirada en una pareja real...la pena es que el marido todavía no ha fallecido.
      Un beso

      Eliminar
  2. Ya ha empezado a liberarse, tal vez logre liberarse de su pudor.
    Inquietante lo de la sonrisa inquietante. ¿Que tenido que pasar para que ella sea más libre que antes?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quién sabe lo que puede llegar a hacer Josefa ahora que se ha liberado!

      Eliminar
  3. Muy tuyo, muy tú...jajaja...me ha encantado. A ver si yo soy capaz de sacar algo para mañana...
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Javier! Es que siempre me voy a lo mismo je,je...

      Eliminar
  4. ¡Excelente remate! Abierto a la imaginación de pudorosos e impúdicos. Además tiene su ironía, se critican los velos ajenos al tiempo que se disculpan los propios. Es un cuento muy completo y realista, tristemente realista.

    Besos y abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Esther! Tan realista como que la pareja existe y Josefa no ha visto nunca el mar ni ha salido nunca de Soria. Lo demás es inventado...o casi.

      Eliminar
  5. El mar,ese lugar de libertad... Una historia atractiva, una situación difícil y dolorosa y una pluma, la tuya, siempre alerta siempre expresiva a la sensibilidad más profunda. besos Charo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Vivian! Siempre nos quedará el mar como expresión de libertad
      Un beso

      Eliminar
  6. Magistral la resolución que le has dado al relato.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Tracy! Yo siempre acabo matando a alguien je,je.
      Un beso

      Eliminar
  7. Una historia que conmueve, tanto por lo crudo como por lo inquietante (has hecho bien en utilizar las dos frases que le vienen a medida) Muchas mujeres que han sobrevivido como han podido a la brutalidad de los malos tratos bien podrían ser tu protagonista. Muchas gracias por participar, Charo!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mónica! Inquietante es una de mis palabras favoritas...
      Un beso

      Eliminar
  8. ¡Hola! Un final bastante psicópata, pero me ha gustado ¿No lo habrá empujado ella por las escaleras? —si es así, lo tendría que haber empujado antes (?)— En todo caso, me ha encantado realmente, muy bien contado.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo dejo abierto a la imaginación del lector, pero en la mía sí lo ha tirado ella...
      Un beso

      Eliminar
  9. Hola Charo: Que sorpresa y van dos porque yo tambén he escogido este tema. Pero lo mio no es tan dantesco pero es real. Me ha gustado mucho amiga y edamás sigues en tu estilo de sismpre.Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Montserrat! Ya he leído tu relato y si me dices que es real me parece todavía más sorprendente. El mío tiene algunas cosas reales.
      Un beso

      Eliminar
  10. Pues me ha parecido que también has empleado el ríete hoy, que mañana puede ser tarde, aunque no lo cites.
    Me ha encantado como has colocado la premisa y cómo la has aprovechado para construir esa historia que dice tanto.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tienes razón jajaja...no lo había pensado!
      Gracias
      Muchos besos para ti también!

      Eliminar
  11. Hola, Charo.
    Que relato mas creativo. Pobre de tu protagonista, menudo marido le tocó en la vida. Menos mal que el destino le jugó partida doble llevándoselo de una vez por todas. En buenahora, y a disfrutar.
    Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Yessy! Y tienes razón con lo de "le tocó"...es posible que la pobre mujer no tuviera muchas opciones donde elegir...
      Un beso

      Eliminar
  12. Hola, Charo.
    Que relato mas creativo. Pobre de tu protagonista, menudo marido le tocó en la vida. Menos mal que el destino le jugó partida doble llevándoselo de una vez por todas. En buenahora, y a disfrutar.
    Beso

    ResponderEliminar
  13. Seguro que el mar, siempre certero e inteligente, la perdonó por el pequeño traspiés.
    Original y bello relato.
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Una pena tener que haber esperado a ese momento y ella tenerlo que provocar. Y Es que la violencia de género no se acaba.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, ha existido siempre...la pena es que sea tan difícil de erradicar...
      Un beso

      Eliminar
  15. ¡Oi que tétrico! Pero me ha gustado mucho. Es triste pensar que ésto a veces pasa de verdad, pero bueno...
    Un gusto leerte
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, pero es tan duro como la vida misma...
      Un beso

      Eliminar
  16. De cómo el deseo de una persona consigue mover montañas...o cadáveres..!Admiro la capacidad de escapar de esos yugos que imponen matrimonios infelices...tengo en mi cabeza a una persona que escapó del suyo y es dueña de su vida...
    Nauthiz

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También yo tengo en mi cabeza a esa persona tan valiente!

      Eliminar
  17. Me ha encantado Charo! por un momento pense que ella había adelantado el suceso, pero no, se le dio no mas, al final no solo tuvo paciencia sino tambien fe de que algun dia tendría lo que tanto esperaba
    Beso grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Ceci!La verdad es que yo no estoy tan segura de que fuera todo cuestión de paciencia...
      Un beso

      Eliminar