jueves, 8 de diciembre de 2016

ESTE JUEVES.........................PERDIDOS






   Esta semana quiero dedicarle la convocatoria a mi madre que mañana día 9 cumple 75 años. Mi madre no pudo estudiar cuando era pequeña pero siempre le gustó mucho leer y también escribir. Ahora que está jubilada, es una devoradora de libros y  a veces escribe cosas para ella o me las manda a mí. Hace poco me mandó una carta con una historia basada en un hecho real para que yo la reescribiera a mi manera y la publicara en mi blog. Mi madre no tiene ordenador, pero siempre le mando el enlace de todo lo que publico al móvil y es mi más fiel seguidora. Sé que le hará mucha ilusión ver su relato publicado en mi convocatoria de los jueves, pues también es seguidora de los jueveros. Yo solo he corregido algunas faltas de ortografía y la puntuación y redacción, pero el relato es suyo y os pediría que los comentarios se los hagáis a ella. Tiene mucho mérito lo que ella hace con lo poco que pudo estudiar en su tiempo. Se llama Consuelo y estoy muy orgullosa de ser su hija.

¡FELICIDADES MADRE!¡ QUÉ CUMPLAS MUCHOS MÁS!  ESTE ES TU RELATO:



PERDIDO

   Miguel fue destinado a un pueblo de Extremadura. Venía de distintos sitios conflictivos,  estaba un poco cansado del bullicio de las capitales y buscaba un sitio tranquilo. Le pareció haberlo encontrado en ese pueblo. En sus ratos libres le gustaba salir al campo, hacer senderismo, montar en bicicleta, observar a los animales en libertad… ¡en fin!, todas esas cosas que te ofrece el campo. Buscaba la tranquilidad de ánimo que le había faltado cuando había estado en el norte, cuando la banda terrorista E.T.A. campaba a sus anchas, en aquel tiempo de terror en el que asesinaron a su compañero y amigo, solo por pertenecer a la Guardia Civil. Esa etapa le había marcado para siempre, además de otros problemas personales, cayendo a veces en profundas depresiones.
   Un buen día de marzo, ya bien entrada la primavera, salió al campo, dejó su coche aparcado y se fue adentrando sin darse cuenta por caminos que no sabía  dónde iban  a parar hasta que llegó  un momento en que tuvo  que reconocer que se había  perdido. Lo peor es que cuando abrió la mochila vio que la comida que llevaba se la había  dejado toda en el coche. Se puso nervioso porque sabía que llevaba mucho tiempo caminando y si no comía le iba a entrar una pájara y eso es muy peligroso sobre todo si estás solo. Angustiado, sin saber qué hacer, viendo que se le echaba la noche encima, miró en todas direcciones y a  lo lejos divisó una casa solitaria. Se sentía desfallecer pero consiguió llegar a la casa aunque no sabía si estaría habitada.
   Cuando llamó, una señora le abrió la puerta y lo miró con desconfianza. Miguel le pidió por favor un cacho de pan y un vaso de agua para recuperarse.  La buena señora se compadeció y le hizo pasar dentro, ofreciéndole todo lo que suele haber en las casas de campo: pan, chorizo, queso, jamón…Al momento llegó el marido que alabó el comportamiento de la mujer pues dijo que a él también le había pasado algo parecido.
    Miguel salió de allí recuperado y agradecido con aquellas personas que para él le habían salvado la vida. Lo que no les dijo es que era Guardia Civil y que había llegado nuevo al puesto y no conocía la demarcación, para que no llegara a oídos de sus compañeros y se rieran de él

   Siempre pensó volver a la casa para agradecerle a esas personas lo bien que lo habían tratado, pero Miguel volvió a sufrir otra de sus bajas psicológicas y tuvo que marcharse del pueblo, aunque estoy segura de que algún día volverá. 

Podéis ver el resto de relatos pinchando AQUÍ


17 comentarios:

  1. Buenas noches Charo , lo primero Felicidades a tú MADRE, que cumpla muchos más y que lo disfrutéis toda la familia, dicho esto dale tb mi enhorabuena de su carta , pues es una historia muy sensible y de mucha humanidad.
    Un abrazo y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  2. Lo primero felicitar a Consuelo y además por partida doble. por el cumpleaños y por el estupendo relato que nos ha publicado su hija.
    Consuelo no dejes de escribir nunca aunque sea con faltas, ya te las corregirá tu hija, eso da alegría al alma y serena los pensamientos.
    Un beso enorme y encantada de haberte conocido.

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué hermoso relato! Y qué suerte tuvo al encontrar a alguien que le brindara tanta confianza en un momento así. ¡Felicidades a tu madre! Por el cumpleaños y el relato, precioso <3

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Es sorprendente que alguien le haya ayudado en esas circuntancias.
    Bien contada la historia.
    Parece que lo de contar historias es cuestión de familia.
    Que tu madre tenga un feliz cumpleaños.

    ResponderEliminar
  5. Si consuelo hubiera tenido oportunidad hubiera devorado aún más libros y quizá, quién sabe, hubiera escrito más...,pero todo lo que hizo y lo que hace,lo hace por amor,y el que amor reparte,amor encuentra...
    Felicidades madre, yo también estoy orgullosa de ser tu hija..
    Nauthiz

    ResponderEliminar
  6. Vaya, que bonito. Me ha gustado mucho. Enhorabuena :D

    ResponderEliminar
  7. De casta te viene, amiga Charo, tu facilidad literaria. Al tiempo que le transmites a tu madre mi sincera felicitación por su cumpleaños, conminala a que siga escribiendo, es la mejor terapia que se le puede recomendar.
    Y , por supuesto, sigue publicando sus escritos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Charo, que linda forma de agasajar a tu madre ésta de publicar su relato! Consuelo, muchas gracias por contarnos este reparten donde los conflictos interiores afloran en los momentos en que nós sentimos más desprotegidos, un abrazo para ambas y feliz cumple para Consuelo!

    ResponderEliminar
  9. Felicidades a tu madre por su cumpleaños y compartirnos este relato muy bien descrito. En la vida siempre hay alguien que aparece cuando más lo necesitamos. !Felicidades!
    Abrazo

    ResponderEliminar
  10. Me ha encantado. Ya sabemos de dónde te viene el arte de escribir. Felicitaciones para tu madre.

    ResponderEliminar
  11. Felicito doblemente a Consuelo, una por su cumpleaños y dos por ese escrito que es un canto a la solidaridad y la esperanza. Besos para las dos. Por cierto mi cumple es también el 9 de diciembre.

    ResponderEliminar
  12. Felicito doblemente a Consuelo, una por su cumpleaños y dos por ese escrito que es un canto a la solidaridad y la esperanza. Besos para las dos. Por cierto mi cumple es también el 9 de diciembre.

    ResponderEliminar
  13. Pues muchas felicidades a tu madre, por su cumpleaños y por las historias...hay que tener bastante arte para escuchar, y también para contar...
    Besos para Consuelo y Charo...

    ResponderEliminar
  14. Muchas gracias a todos por vuestros comentarios y felicitaciones a mi madre le ha hecho muchísima ilusión ver su relato publicado y las cosas tan bonitas que le habéis dicho! Ella os lee aunque no puede comentar!
    Felicidades también a ti Inmaculada! !
    Besos!

    ResponderEliminar
  15. Llego con días de atraso, pero no por eso las felicitaciones son menos... por el cumpleaños y por el gran mérito de pese a cualquier circunstancia adversa, haber salido adelante y realizar aquello que le gusta, y de forma tan buena.

    Un besote.

    ResponderEliminar
  16. Feliz cumpleaños Consuelo, madre de Charo. Yo te diría que las ideas no deben de tener el corsé de las reglas ortográficas. El terreno de las ideas es el de los sentimientos, el de las emociones, el de tener cosas que contar y el de disfrutar haciéndolo. El darle forma, el hacerlas inteligibles está bien, pero lo fundamental es la esencia de lo que queremos transmitir.
    Sigue contando historias, los que te leamos, disfrutaremos mucho con ellas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Hay personas especiales que se cruzan en nuestro camino y nos hacen sentir que todo tiene sentido, que vale la pena.
    Felicidades por el cumpleaños de tu mamá y por el relato que escribió, tarde, pero aquí estoy, comentando.
    Un beso, a ambas

    ResponderEliminar