jueves, 4 de julio de 2019

LA MUERTE DEL COMENDADOR (LIBRO I).............. HARUKI MURAKAMI


TÍTULO: LA MUERTE DEL COMENDADOR (LIBRO I)
AUTOR: HARUKI MURAKAMI
EDITORIAL: TUSQUETS
AÑO DE PUBLICACIÓN: 2018
GÉNERO: INTRIGA


OPINIÓN PERSONAL
    La verdad es que me cuesta clasificar esta novela dentro de un género literario. Cuando vi el libro en la biblioteca, sin saber nada de él, pensé que era una novela negra y lo cogí sin más porque ya había leído algunas cosas de este escritor y me habían gustado.
    Está escrita en primera persona pero no llegamos a saber el nombre del protagonista, que se define como un hombre tímido, al que su mujer acaba de dejar después de seis años de convivencia y que no ha conseguido encontrar la inspiración necesaria para ser un gran pintor como a él le gustaría, aunque tiene cierto éxito pintando retratos. Su hermana pequeña murió cuando él tenía 15 años y esto le marcó profundamente para toda su vida.
     El autor va mezclando el presente con recuerdos de la vida  pasada del protagonista describiendo perfectamente sus  emociones y  sentimientos, por lo que vamos conociendo en cada momento sus estados de ánimo, sus reflexiones y sus miedos  durante los nueve meses aproximados que vive aislado en una casa en el campo, en soledad casi total, hasta que aparece en su vida un personaje muy peculiar.
     El  señor Menshiki vive en una casa muy lujosa que se divisa desde la casa del protagonista, aunque debido a la especial orografía de la zona no están cerca. Es un hombre muy rico y le encarga que le pinte un retrato, para lo que está dispuesto a pagar una enorme suma de dinero. Nuestro pintor acepta, a pesar de que había decidido no hacer más retratos, aunque establece una serie de condiciones. Poco a poco se establece entre ellos una relación muy especial facilitada también por una serie de hechos misteriosos que suceden en la casa donde vive, la cual pertenece a un reconocido pintor de pintura japonesa, que también tiene una relevancia especial a lo largo de la novela.
    El autor mezcla de una forma especialmente natural, con un estilo directo que es fácil de leer, elementos sobrenaturales como es la aparición de un sonido de una campanilla en el bosque que desemboca en la personificación de una idea vestida como un comendador japonés, con misterios reales como es la aparición en el desván de un cuadro titulado “La muerte del comendador” que nos llevará a sucesos acaecidos en Austria al inicio de la Segunda Guerra Mundial.
     Toda la novela está llena de referencias musicales, pictóricas y literarias que están enormemente relacionadas con la trama. Nos habla también sobre el proceso creativo de un artista, su evolución, su transformación, sus periodos de falta de inspiración y de sus dudas, en ocasiones,  sobre lo que es real o imaginario.
    El final es brusco, y deja muchas preguntas sin contestar, que supongo que se resolverán en la segunda parte,  aunque ya sabemos, porque el propio protagonista nos lo dice al principio, que volverá con su mujer.
    Personalmente me ha gustado mucho y me ha resultado intrigante y de lectura fácil y adictiva.
   
   

   
 

1 comentario:

  1. Es un buen autor. Tomo nota porque este no lo he leído.
    Feliz verano.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar