jueves, 25 de junio de 2015

A LEER SE HA DICHO...........MADAME BOVARY



TÍTULO: MADAME BOVARY
AUTOR: GUSTAVE FLAUBERT
AÑO DE PUBLICACIÓN: 1857
GÉNERO: NOVELA REALISTA (CLÁSICOS)

RESUMEN
   Emma Rouault, una mujer ilusa y soñadora, pretendiendo encontrar la anhelada y esquiva felicidad en su mundo fantástico, aparente y superficial, se casa con el médico Carlos Bovary, supuestamente enamorada de él, a quien empieza a despreciar y odiar, para ir en búsqueda de vínculos extramaritales que la conducen al aadulterio los cuales terminan en profundas y amargas decepciones, que, unidas al choque entre lo ideal y lo real y el abrumador peso de las deudas, la llevan, inexorablemente, a un desenlace fatal.

SOBRE EL AUTOR
Gustave Flaubert (Ruan 1821-1880), fue un escritor francés considerado como uno de los mejores novelistas occidentales. Sus principales obras: Madame Bovary, La Educación Sentimental y memorias de un loco.

OPINIÓN PERSONAL
  No sé por qué no había leído hasta ahora esta fantástica novela de la que tanto he oído hablar. No la leí en el instituto y después nunca encontré el momento para hacerlo. Aprovechando el reto "A leer se ha dicho" en la que está incluido una obra clásica la he leído y me ha encantado.
   La novela comienza contado el primer día de colegio de Charles Bovary y de su vida hasta que conoce a Emma con la que se casa después de haberse quedado viudo de su primera mujer. Charles se enamora de Emma desde el primer momento en que la ve y así continúa hasta el final de sus días. A partir de aquí, el motivo principal de la historia es Emma, sus esperanzas, desilusiones y anhelos.
    Está narrada en tercera persona, con frases largas y descripciones muy minuciosas que enlentecen  un poco la narración en algunos pasajes pero que sin embargo, en otros la dotan de un magnifica belleza. El autor hace una pequeña crítica de la imagen del amor romántico por medio de las novelas que lee continuamente Emma. Refleja perfectamente la sociedad parisina de la época clasificada en cuadros distintos: embajadores, duquesas, gente de letras y actrices, en contraposición con el ambiente rural aburrido, de pequeños burgueses imbéciles y la mediocridad de la existencia donde estaba Emma. El autor (a pesar de ser un hombre) describe muy bien los sentimientos de una mujer como Emma, que no es feliz con la vida que tiene.
   Charles Bovary es una persona insulsa, mediocre, sin curiosidad por la vida, físicamente no muy agraciado, poco bromista, sin demasiado éxito en su profesión, que no consigue darle a Emma lo que ella ansía. La quiere profundamente y es incapaz de darse cuenta de que ella no es feliz a su lado e incapaz de ver lo que todo el mundo intuye: que Emma tiene amantes. “Lo que la desesperaba era que Carlos no parecía ni sospechar su suplicio. La convicción que tenía el marido de que la hacía feliz le parecía un insulto imbécil, y su seguridad al respecto, ingratitud. Pues ¿Para quién era ella formal?”
   León Dupuis. Pasante de notario,  amante de la literatura y de la música como Emma, se enamora de ella pero en una primera etapa de su relación no se atreve a decírselo aunque ella también cree que está enamorada de él. Pensando que no tiene nada que hacer con ella se va a París donde un tiempo más tarde vuelven a coincidir y es entonces cuando se hacen amantes.
   Rodolfo Boulanger. Es un vividor que ha tenido numerosas amantes y aunque siente algo por Emma, no es ni mucho menos amor. Se encapricha de Emma y ella se enamora de él. Es su primer amante y lo son durante un tiempo pero cuando ella le propone fugarse juntos, él la abandona mandándole una carta.
   Emma. Educada en un colegio de monjas, es tímida, piadosa, religiosa y sentimental. A los 15 años lee novelas de amor y tiene una idea romántica de él.”…debía llegar de pronto, con grandes destellos y fulguraciones, huracán de los cielos que cae sobre la vida…” Cuando aparece Carlos se siente desilusionada y piensa en él como en su salvación pero pronto descubre que no es lo que esperaba. Su viaje a  Vaubyessard a casa de un personaje noble, le abre un mundo nuevo de lujo y riqueza que es el que ella ansía, pero se resigna a su vida en un pueblo. “En el fondo de su alma, sin embargo, esperaba un acontecimiento. Como los náufragos, paseaba sobre la soledad de su vida sus ojos desesperados, buscando a lo lejos alguna vela blanca, en las velas del horizonte…” Da a luz una niña, pero nunca desarrolla verdaderamente su instinto maternal y se la da a criar a la mujer del carpintero. Durante un tiempo, es feliz con Rodolfo, pero cuando éste la deja se sume en una profunda depresión y durante una temporada vuelve a encontrarse con Dios, se vuelve virtuosa hasta que vuelve a encontrarse en la ópera con León Dupuis y se hace su amante. En el fondo lo que Emma ansía es el poder, quiere notoriedad y riqueza y la busca a través de sus amantes. Se siente infeliz e insatisfecha y considera a Carlos una persona mediocre en todos los sentidos. Con sus gastos desorbitados consigue llevar a su familia a la ruina económica. León la abandona también. Todo esto la sume en una espiral de la que solo consigue escapar trágicamente.
   Una novela indispensable, fácil de leer aunque en algunos momentos se hace un poco tediosa debido a las minuciosas descripciones, innecesarias en mi humilde opinión.






7 comentarios:

  1. Es una bellisima novela y tu descripcion de ella me ha encantado.
    La lei hace tiempo.

    Con esta novela, Flaubert descubre a la sociedad francesa de ese tiempo y al mismo tiempo la ridiculiza, es decir, le muestra sus errores y se burla de ellos, con esto Flaubert crea un nuevo tipo de novela.
    El tipo de escritura es interesante, porque te atrapa poco a poco, además es interesante y juega con las descripciones que logran transportarte al lugar de esa época.

    Un beso Charo
    Isa



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad lo que dices Isa, nos transporta a la sociedad francesa de la época y la critica. Desde luego es un maestro de la descripción. Gracias por tu comentario.
      Un beso

      Eliminar
  2. Los clásicos jamás fallan, bueno, los rusos son un poco espesos por lo mucho que extienden sus apasionantes argumentos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, tengo a algunos rusos como asignatura pendiente también!
      Gracias por pasarte y comentar.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Qué bonito. Me salgo de la literatura para hacer una reflexión de ciertas relaciones de los hombres y las mujeres que me ha inspirado tu crítica. Lo primero es hacer referencia a tus referencias: Sus esperanzas, desilusiones y anhelos (de ella);Charles no consigue dar a Emma lo que ansía y no parece darse cuenta de lo que todos se dan cuenta; Ella piensa en Charles como su salvación; León, Rodolfo, Dios, Charles... en fin, es el siglo XIX, pero todo eso me recuerda la frase ya manida de "a mi me gustan los chicos malotes, que me hagan reír, que me lleven a sitios, que sean originales, divertidos, que me sorprendan" ¿y tu Emma, qué ofreces, qué das, cuales son tus ilusiones que vas a hacer por mi, me vas a hacer reir, me vas a llevar y a sorprender, te vas a dar cuenta? No eres nadie, eres el reflejo de los demás Emma o como te llames.

    ResponderEliminar
  4. Una reseña muy completa, Charo. Aún no he leído este clásico, pero si encuentro una edición que merezca la pena, con letra para miopes, puede que lo intente.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Muy interesante!! No me lo quiero perder, lo leeré :)

    Muchos besos, Charo.

    ResponderEliminar