miércoles, 5 de junio de 2013

ESTE JUEVES....LEYENDAS URBANAS



                   




     Este relato es una versión libre basada en la leyenda urbana de Verónica, una chica aficionada al ocultismo que realizó una invocación a las fuerzas ocultas del otro lado y terminó trágicamente. Se dice que si se repite el nombre de Verónica varias veces delante de un espejo aparecerá un espíritu. En el mundo anglosajón es conocida como la leyenda de Bloody Mary.

                                       AL OTRO LADO DEL ESPEJO

 Esa noche, las tres amigas se habían quedado a dormir en casa de una de ellas aprovechando que sus padres estaban de viaje. Las tres se conocían desde la guardería y ahora en el instituto iban a la misma clase. Estaban consideradas por los demás como bichos raros por su forma de vestir y sus gustos sobre temas esotéricos.
 Llevaban tiempo deseando hacer un experimento para probarse a sí mismas y demostrar la falsedad de la leyenda urbana que circulaba por la red.
   Después de cenar y de tomarse un par de cervezas para darse ánimos, decidieron empezar con los preparativos. Llevaron seis cirios de los que se utilizan en las iglesias a la habitación de los padres donde había un gran espejo de cuerpo entero pegado la pared. Colocaron las velas encendidas en el suelo formando un gran círculo y las tres se desnudaron aunque solo dos se metieron dentro del círculo pues la tercera se encargaría de grabarlo todo para luego colgarlo en you tube. Naturalmente, llevaban antifaces negros para no ser reconocidas. Apagaron todas las luces y con el texto de la invocación sacado de internet comenzaron a decir delante del espejo: ¡In nomine Dei nostri Satanas Luciferi excelsi! ¡En el nombre de Satán, el Señor de la Tierra, el Rey del Mundo, ordeno a las fuerzas de la Oscuridad que viertan sobre Mí su poder Infernal…!
   Acabaron la invocación sin que sucediera nada aparentemente, pero cuando ya estaban dispuestas a dejarlo todo, un humo negro empezó a aparecer en el fondo del espejo y un intenso olor a putrefacción inundó toda la estancia. Las tres se miraron aterradas e instintivamente hicieron la señal de la cruz pero ya nada podía parar la fuerza desatada. Se quedaron paralizadas viendo cómo el humo negro se transformaba en una enorme bestia de ojos ensangrentados y  garras  afiladas como cuchillos que en un instante traspasó el espejo y cercenó de un solo tajo el cuello de las dos chicas encerradas en el círculo mientras la otra intentaba escapar tirando la cámara al suelo. Consiguió llegar hasta la puerta de la habitación donde fue alcanzada por el engendro salido del espejo, con la misma suerte que sus amigas.
   Cuando llegaron sus padres a la mañana siguiente, se encontraron con la casa vacía, la cámara de video rota en la habitación y los restos de la cena en el salón, pero no encontraron ni rastro de las chicas. Si hubieran mirado en el fondo del espejo…


Mas relatos en la mansión de Judith :  http://darklight-judith.blogspot.com.es/                                                                                      





20 comentarios:

  1. Mi respuesta al título de tu blog fue sí. Y fue satisfactorio conocer tu relato, tan cinematográfico y con una lograda atmósfera.
    El tema de la curiosidad por lo extraño de parte de alguien que no conoce del tema. Una combinación peligrosa. Un acertado recurso del terror.

    ResponderEliminar
  2. Agg, que espanto. Como soy escéptico, copio las palabras y voy a repetirlas delante del espejo, seguro que no pasa nada.
    Si el lunes no voy a Cuentos llama a la Policía.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Hay algo de cierto en que este mundo, a las pruebas me remito, tan solo por el hecho de "decrepitarse" antes o después pertenece al reino de satán, es decir de lo negativo, que huele que apesta. Lo demás, ya se sabe necesidades inmanentes a nuestro género y temor a lo desconocido. Bs.

    ResponderEliminar
  4. Creo que son muy peligrosas esas pruebas, como la Ouija, si se hacen sin saber siempre dan problemas. Un beso.

    ResponderEliminar
  5. EN MUCHOS LUGARES CUANDO UNO FALLECE,LOS ESPEJOS SE TAPAN, LOS RELOJES SE PARA...EN MUCHOS LUGARES SE HACÍA ESO. NO SÉ SI SE SIGUE HACIENDO...DESTACO, EN RELACIÓN A TU TEXTO, LO DE LOS ESPEJOS.
    MEDIO BESO.

    ResponderEliminar
  6. Creo que todas estas leyendas de espejos fueron inventadas para acabar con la presunción y el narcisismo.

    ResponderEliminar
  7. Los espejos siempre han sido objetos curiosos. Hay gente que no consiente en tener uno en su habitación porque, dicen, son puertas a otras dimensiones. De ida y vuelta...

    Como escarpias...

    EXCELENTE!!!!!

    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Uno sabe que es irreal, que son solo historias para asustar a quien escucha...y sin embargo siempre adentro de nosotros persiste la duda...¿y si hubiera algo de verdad? jejeje
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. El clima recreado da miedo, si lo has logrado, menos mal que el sol esta presente mientras te leo.
    De cualquier manera esa tensión hasta el final uno no quiere dejarla, espejos que tendrán que siempre hay historias a su alrededor.
    Juegos que terminan mal.

    Me encanto.
    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  10. Coincido con Cecy, muy bien logrado el clima a tal punto que una se eriza leyendo la historia. Es factible cuestionarse a cerca de estas prácticas y sus resultados, pero hay ciertas leyendas que llegan a dejarnos en la duda...
    Besos!
    Gaby*

    ResponderEliminar
  11. Me ha encantado tu historia. Magníficamente ambientada y con un punto de tensión que mantiene el ánimo en vilo. Aunque soy bastante escéptico, no puedo evitar tener un sentimiento aprensivo hacia ese tipo de experiencias esotéricas.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  13. Les está bien empleado por no gastar su tiempo con ocupaciones más lúdicas y placenteras.
    Relato muy bien estructurado y que mantiene la debida tensión hasta el final.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Ni en sueños se me ocurre un jueguecito así...Tu relato muy bueno y sobre todo como lo has ido contruyendo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Tu relato consigue mantener el interés de principió a fin...Esos juegos dicen que son peligrosos,
    yo no lo sé, pero después de leerte tampoco quiero saberlo.
    Besos guapa

    ResponderEliminar
  16. No se puede jugar con las cosas desconocidas que implican contactos con fuerzas sobrenaturales, nunca sabes que hay de verdad o mentira y mejor no comprobarlo. Tu relato ha sido muy interesante desde el comienzo, engancha.

    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Pánico me da esa leyenda, sea o no verdad. Muy bien contada. Mejor no hacer esas cosas por lo que pueda pasar.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. A mi todas esas cosas de la invocaciones me espantan, recuerdo en mi adolescencia, hace muchisimo tiempo jajaj, haber jugado a ouija y salí de los nervios. Buenisimo. Felicidades

    ResponderEliminar
  19. Desafiando lo desconocido, desafiando la dimension de los espejos alumbrados por la luz de una vela....todo me ha puesto los pelos de punta. No se juega con lo que no tiene explicacion.
    Besos

    ResponderEliminar
  20. Asusta, la idea de otra dimensión del otro lado de los espejo. Muy bien relatado y acorde a la propuesta de Judith, hasta el punto de tratar el mismo tema pero con diferencias. Un beso Charo y te queda bien el misterio y el terror!!

    ResponderEliminar