jueves, 6 de abril de 2017

ESTE JUEVES..............PRIMEROS AMORES DE INFANCIA



   Este jueves Inma, del blog MOLÍ DEL CANYER, nos propone que hablemos de amores de la infancia. Podéis pinchar en el enlace para ver todos los relatos. Allá va el mío:


   Pensé que nunca lloraría  tanto en mi vida como el día en que mis padres me dijeron que nos íbamos a vivir a otra ciudad. Es verdad que mi vida había sido corta, pues tan solo tenía trece años y medio, pero estaba convencidísima de que no podría sobrevivir sin mis amigas, a las que conocía desde la guardería. En las dos cosas me equivoqué.
   Recuerdo el primer día en el nuevo colegio. Quería morirme de la vergüenza, incapaz de mirar y mucho menos hablar con alguien. Cuando salimos al recreo, cogí mi sándwich  y me fui a comérmelo a la esquina más alejada del patio. Una chica  se acercó a mí y se presentó como Lidia. Desde ese momento nos convertimos en amigas inseparables. No solo era la chica más guapa que había visto en mi vida, con su largo pelo rubio y sus preciosos ojos azules, sino que consiguió en unos cuantos días que me olvidara de mis antiguas amigas sin las que pensaba que no podría vivir. Nos lo contábamos todo, o eso pensaba yo,  nos cambiábamos la ropa, nos prestábamos los discos, los libros,  estudiábamos juntas…
   Jamás olvidaré la primera noche que fui a dormir a su casa unos meses después de conocernos.  
―Esta noche te contaré algo especial, ―me dijo aquella mañana durante la clase de mates.
   Por mucho que insistí, no conseguí que me adelantara nada. No se me ocurría que podría ser, pero me daba igual, porque  para mí, todo era especial con Lidia. Una maravillosa sensación de vacío  se había instalado en mi estómago desde que me había invitado a su casa y me sorprendía a mí misma imaginándome como sería aquella noche, anticipándome a una intimidad que hacía tiempo deseaba tener con ella, recreándome con la idea de que ella podría tener hacia mí los mismos sentimientos  que, indudablemente, yo tenía por ella y que estaba dispuesta a declararle.

   A duras penas  conseguí contener el llanto aquella noche, y disimular una alegría que no sentía, después de que Lidia me confesara que estaba enamorada de mi hermano y que habían empezado a salir juntos, pero  fueron  muchas las noches que lloré después, por esta y por otras Lidias que se cruzaron en mi camino.


!Gracias por la foto Inma!

19 comentarios:

  1. Parece que las desilusiones inevitablemente forman parte de las experiencias emocionales.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Amiga , las desilusiones en el amor es mucho más corriente , lo que ocurre que cuando lo sufrimos en nuestras carnes nos parece el fin del mundo , pero te diré .... todo pasa y el amor no solo esta en una pareja esta en la vida .
    Te deseo una noche divina y mejor amanecer.

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! ¡Qué fuerte bajón debió ser eso! Y encima, aguantarselo al momento porque no podía romper en llanto cuando le hacía una confesión así. Muy bonita historia <3

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Lo bueno de todo es llorar y sacar lo que duele
    Un beso, Charo

    ResponderEliminar
  5. Que terrible dolor y más encima aguantar el llanto, eso es imposible de sostener dentro del pecho

    ResponderEliminar
  6. Triste "requiem" por un amor que no pudo ser. Y por lo que leo premonición de otros fracasos.
    Buen relato.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Una terrible desilusión que hace el relat más ítimo y sentido.
    Me encantó.

    ResponderEliminar
  8. Primer amor y primer dolor....y ademas teniendo que poner buena cara, porque claro ella era su primera amiga y el su hermano. Buen buen relato, besos.

    ResponderEliminar
  9. Recuerdos de la infancia que se quedan grabados en el alma.

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Recuerdo ese primer enamoramiento en el que todo es un drama,cada mirada, cada desaire... Todo suspiros y sueños... Y qué distinto es del amor maduro y real.
    . Pero qué sensación cuando le veía aparecer a lo lejos, cuando me decía algo, cuando me metía en la cama por la noche y pensaba en él...
    Nauthiz

    ResponderEliminar
  11. Duros momentos difíciles de olvidar. Desengaño y confusión de sentimientos a veces entre amistad y amor.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. De cada amor que tuve tengo heridas,
    heridas que no cierran y sangran todavía.
    ¡Error de haber querido ciegamente
    matando inútilmente la dicha de mis días!

    Tarde tango de Jose Canet

    ResponderEliminar
  13. No debería ser asi, pero....uno de los riesgos mas seguros que corremos en el amor es la desilusión...el amor es tan dulce como amargo...y como dueleee...duele tanto como nos hace sentir feliz, pero aún asi, es mejor sentirlo que vivir sin amor..
    Besosss

    ResponderEliminar
  14. Los giros que da la vida.EL corazón, la inociencia y la ilusión perdida es el protagonista de esos primeros amores en muchas ocasiones

    ResponderEliminar
  15. Pobre chiquillo, primer amor, primer dolor. Tierno, emotivo y hermoso relato, Charo. Me gusto esa valentía de sostener el llanto.
    Beso

    ResponderEliminar
  16. La historia de un amor tronchado por la desilusión. Con mucho sabor agridulce. Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Me ha gustado mucho porque no es la típica historia de amor y transmites muy bien los sentimientos frustrados de la protagonista. Por cierto, feliz Semana Santa. Hasta la vista.

    ResponderEliminar
  18. El primer amor y no correspondido, dos sentimientos de un golpe, dificil de encajar, solo se amortigua ese dolor con el tiempo.
    Un buen relato Charo.
    Besos.

    ResponderEliminar