martes, 7 de febrero de 2017

LA ÚLTIMA HABITACIÓN...................CARLOS NAVAS



TÍTULO: LA ÚLTIMA HABITACIÓN
AUTOR: CARLOS NAVAS MARTÍNEZ- MÁRQUEZ
EDITORIAL: CREATESPACE (AMAZON)
AÑO DE PUBLICACIÓN: 2016
GÉNERO: TERROR-SUSPENSE

SOBRE EL AUTOR:
   Carlos Navas Martínez-Márquez nace en Madrid un 28 de Febrero de 1974, aunque su sangre y andadura profesional se reparten entre Madrid, Las Palmas de Gran Canaria y Málaga, donde reside y trabaja actualmente. Es licenciado en Ciencias Empresariales por la Universidad de Málaga, y desde hace más de cuatro años, creador y administrador de "La Web del Terror", una página de facebook con contenidos relacionados con el terror, la fantasía y el género fantástico en general. "La última habitación" es su primer libro en solitario, aunque anteriormente ha sido coordinador en las antologías "Esta noche conectaremos con el infierno" y "Dejen morir antes de entrar".


RESUMEN:
   Todo edificio guarda secretos. El célebre y enigmático edificio Secret Garden, situado a las afueras de Madrid, no es una excepción. Su fachada de piedra natural y color negro azabache, esconde, tras sus paredes, la versión más siniestra e inquietante de la naturaleza humana.
   Este libro recoge las llamadas telefónicas registradas en el interior del edificio "Secret Garden" y en zonas colindantes, durante la noche del viernes 27 de Noviembre de 2015.
Un edificio donde el mal se desata de la manera más atroz, depravada e imprevisible.
Secretos que convierten el día a día en una infame rutina.
Secretos sin escrúpulos que siembran de pánico tu existencia.
Secretos que esconden el verdadero infierno de la vida, y que perduran ocultos sin ningún tipo de castigo...
...hasta esta noche.
Esta noche, alguien va a descubrir esos secretos.
Un thriller de suspense y terror psicológico con un desenlace sobrecogedor e imprevisible.
(No le cuentes a nadie el final...)

OPINIÓN PERSONAL
   Un informático, un opositor que se acaba de mudar ese mismo día, un sesentón que juega al golf, una anciana que busca a su hermana, un político a punto de mudarse y de dejar a su esposa, una mujer que adopta un gatito, un cuarentón interesante, un drogata, un esloveno, un matrimonio con problemas de humedad en el baño, una chica a la que su cita ha dejado tirada...estos son algunos de los vecinos que intervienen en los sucesos acaecidos en el edificio Secret Garden. El autor no nos los presenta, ni nos dice lo que piensan, ni nos describe donde se encuentran o qué hacen. Solo los conocemos por lo que dicen a través del teléfono. Las conversaciones a veces son tan cortas y tan extrañas que no sabes qué pensar y además no solo son las conversaciones del edificio sino las que ocurren en cinco kilómetros a la redonda, según se nos informa al principio de la novela. Al empezar a leer esto me resultaba un poco  confuso, intentaba quedarme con los nombres de cada uno de ellos a través de lo que decían y con quién hablaban, llegando a pensar que no iba a ser capaz de aclararme. Esto no sucedió. Al final todo encaja perfectamente, sin ningún cabo suelto. Cada conversación tiene su número de teléfono y el titular de la línea. El autor nos muestra diferentes registros para cada uno de ellos por lo que poco a poco podemos hacernos una idea de la forma de ser de cada uno y empatizar más con unos y odiar a otros. Las conversaciones también nos transmiten sentimientos de angustia, de tristeza, de nerviosismo, de rechazo, inquietud...y es únicamente aquí donde se ve un poco de subjetividad, no por parte del narrador, que no existe, sino por parte de las personas que hablan. Todo lo demás es muy aséptico, nos cuenta exclusivamente los hechos, sin juicios de valor por parte de nadie, excepto en la última parte, cuando todo se resuelve y nos podemos plantear un dilema moral sobre lo que es correcto o no.
    Yo nunca había leído una novela con esta estructura, o al menos no lo recuerdo, por lo que a mí me ha parecido muy original y novedosa. Me parece que los registros telefónicos, los planos, las fotos, los informes de la policía y las grabaciones de programas de radio aportan verosimilitud y autenticidad a la historia e incluso nos hacen dudar si los hechos ocurrieron o no.
    Hay un momento en que el autor nos lanza un reclamo con el que llegué a pensar que iba a ser la historia típica de un asesinato ocurrido hace muchos años, con fantasmas que vuelven para vengarse o vete a saber qué, pero solo juega al despiste, porque lo que ocurre después, para mí ha sido tan sorprendente que me ha parecido una genialidad a pesar de que sean hechos que pueden ocurrir perfectamente. Estamos hartos de comprobar cada día por las noticias cómo la realidad supera con creces la ficción, así que, por mucho que los hechos que se describen en los informes y en las grabaciones sean de una crueldad extrema, lo peor de todo es que resultan creíbles.
   La novela es cortita y con un ritmo trepidante que te engancha hasta que la terminas (yo la leí en una tarde larga) y cuando lo haces, al menos yo, volví para atrás para comprobar con admiración lo bien que cuadraba todo y el gran trabajo que había hecho el autor. Es la primera novela suya que leo, pero sin duda no será la última y por supuesto la recomiendo a los amantes de las emociones fuertes, pues, sin llegar a deleitarse en la descripción de las escenas sangrientas, nos las muestra con toda su crudeza, lo que puede llegar a herir sensibilidades.

         Para que os hagáis una idea, pero sin desvelar ninguna sorpresa, os diré que algunos pasajes a mí me han recordado a  la serie  Dexter  y a  la película Rec, así que si os gustaron, sin duda os gustará La última habitación.




4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Eso me pasa a mí también, muchos libros para leer y poco tiempo. ..

      Eliminar
  2. Este lo leo sin duda.Me atrae y me llama la atención muchísimo después de leer tu reseña. Me apetece una estructura distinta y algo novedoso y creo que aquí lo voy a encontrar. Lo apunto en mayúsculas:EL PRÓXIMO.
    Nauthiz

    ResponderEliminar
  3. No te arrepentirás, te lo aseguro!

    ResponderEliminar