viernes, 10 de junio de 2016

ESTE JUEVES.......................................GÉNESIS DE UN PERSONAJE



   Este jueves, aunque para mí ya sea viernes, nos convoca Mónica en su blog Neogéminis, y  nos invita a participar con la creación o el inicio de la creación de un personaje.
   Podréis leer todos los participantes si pincháis en en enlace superior.

    La primera imagen que cruzó por mi cabeza cuando la vi por primera vez fue la de una ninfa del bosque, una de esas que tantas veces había visto en los cuentos de hadas cuando era pequeña. Cruzaba el patio acompañada por una funcionaria y su aspecto era tan etéreo que parecía que en cualquier momento iba a desaparecer, diluyéndose como la niebla cuando los rayos de sol le  ganan  la batalla.
    La segunda imagen fue la de las “mujeres jirafa”, esas que se veían en los documentales de mediodía en la televisión. Tenía el cuello largo y estirado lleno de collares de abalorios de colores y formas diferentes  a su alrededor, pero que no le dificultaban la movilidad como a las mujeres birmanas. Me  pregunté cuánto tiempo tardarían en pasar a otras manos. Sus brazos y tobillos también estaban adornados con pulseras de los mismos materiales. El pelo, de color castaño claro con reflejos dorados,  le caía en una mata espesa y ondulada hasta la mitad de la espalda.  Iba descalza.  El resto del cuerpo, también largo y estilizado, dotaba a todo el conjunto de una elegancia difícil de definir.
     Cuando la funcionaria me llamó para que, como ordenanza encargada de los ingresos, la ayudara a establecerse en la que sería su casa durante un tiempo, me di cuenta de que no estaba aquí. La muchacha, que no tendría más de veinte años, estaba perdida en un mundo lejano. Su mirada no era capaz de fijarse en nada y por eso, desde ese mismo momento le puse el apodo de "la ida", antes de que las demás le pusieran otro peor. Ya volverá, pensé al  ver en sus ojos la profunda  huella de la decepción y el engaño, cuando acepte  y asuma lo que quiera que sea que le ha pasado.
    Se llama Lucía, me dijo la funcionaria, pero yo supe, con una sola mirada,  que su luz se había apagado  y que tardaría mucho en volver a lucir.

!Gracias Mónica!


       

17 comentarios:

  1. Me alegra saber que lograste hacerte tiempo para participar, Charo, y al leer tu historia, me encuentro con un personaje realmente sorprendente y con cierto misterio que nos invita a intentar comprenderla. La difícil situación del desarraigo se nota aquí acentuada por la pérdida de esa luz que en algún momento la acompañaba.
    Te agrego ya a la lista de participantes. Muchas gracias otra vez.

    ResponderEliminar
  2. A veces el dolor es tan grande y la realidad tan difícil de asumir que es más fácil " dejarse ir" ...y ser " la ida".
    Se adivina el sufrimiento en cada paso de Lucía...
    Nauthiz

    ResponderEliminar
  3. A veces el dolor es tan grande y la realidad tan difícil de asumir que es más fácil " dejarse ir" ...y ser " la ida".
    Se adivina el sufrimiento en cada paso de Lucía...
    Nauthiz

    ResponderEliminar
  4. tercera persona del preterito imperfecto del verbo lucir...Lucía. Para mi tiene unas gratas connotaciones, así se llamaba un ser querido, y por eso mismo una sobrina lleva su nombre.
    El personaje es apasionante, es una historia que sabe a poco después de trazar pinceladas de su potencial.
    Gracias por tu comentario
    Un beso: Charo

    ResponderEliminar
  5. Cuando todo nos supera es mejor dejarse llevar por la corriente ydejar que la tormenta pase.
    Bello.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Me queda esa incertidumbre de saber qué apagó su mirada, su alegría y su vida... pero eso será para otra historia... porque da pie a una larga, larga historia de donde toda palabra de Lucía estaría marcada, a mi parecer, por la desconfianza y el silencio.

    Besos enormes.

    ResponderEliminar
  7. Es un personaje muy interesante, ya veremos sus andanzas

    ResponderEliminar
  8. Muy bueno el juego de palabras que lograste con su nombre y el final! Es un personaje que me genera ternura, ganas de darle un abrazo y decirle que vuelva, que la vida es hermosa y vale la pena estar despierto.
    Pero todos tenemos nuestros tiempos para reaccionar o quedarnos así, idos.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  9. Una mujer idealizable que ha quedado desconectada, por algo duro seguramente. Y que ha recibido sobrenombres peores que La ida. Dan ganas de que alguien la ayude.
    Bien planteado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Un relato sorprendente, el final es avasallador. El sutil detalle de ese personaje que ha perdido su luz es compungido. Espero que sea pasajero, un obstáculo más que batallar, y que pronto su vida pueda brillar con toda su intensidad. Genial, Charo.
    Beso

    ResponderEliminar
  11. Una buena descripción del personaje y me quedan las ganas de conocer su alma y lo que le ha pasado para que se encuentre en ese estado. Muy acertado el nombre para ese juego de palabras.

    Un beso

    ResponderEliminar
  12. Una buena descripción del personaje y me quedan las ganas de conocer su alma y lo que le ha pasado para que se encuentre en ese estado. Muy acertado el nombre para ese juego de palabras.

    Un beso

    ResponderEliminar
  13. Su luz tardará en volver, pero su historia tiene un interés enorme. Probablemente recupere su luz alumbrándonos con sus historias, que sería maravilloso conocer.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  14. Personaje un tanto sorprendente, que seguro que terminará por lucir, de la mano de tu descriptiva y literaria prosa.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  15. Una descripción del personaje sugerente. Seguro que ya tienes escrita una historia para "la ida". ¿No? ¿A qué esperas?

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Hola Charo: Con un poco de retraso he leido tu interesante entrada. El personaje está fielmente descrito con tus palabras, que es lo que nos pedia nuestra anfitriona Neogéminis. Has cumplido
    perfectamente,con el pacto juevero. Un abrazo grande y un recuerdo cariñoso.l

    ResponderEliminar
  17. Es una historia muy bien narrada. Es de esas que hablan de esos personajes que se cruzan en tu vida como de pasada, quedando en nuestros recuerdos. Saludos.

    ResponderEliminar