miércoles, 25 de febrero de 2015

ESTE JUEVES.........UN RELATO INSPIRADO EN UNA CANCIÓN




   Este jueves Juan Carlos nos convoca para escribir un relato inspirado en una canción. Este es el mío. Podéis encontrar más en este enlace ¿Y QUÉ TE CUENTO?


   El sol se estaba ocultando en el horizonte cuándo de pronto empecé a notar todo el cansancio acumulado a lo largo del día. Había tenido una reunión agotadora a primera hora de la mañana y conducido el resto del día. El hotel se alzó ante mis ojos como un oasis en medio de la carretera desierta. Su nombre me llamó la atención aunque no recordaba exactamente de qué. No lo pensé más, dirigí el coche hacia el parking y reservé una habitación. Me duché y me tumbé en la cama. Me quedé dormido al instante. Cuando desperté el reflejo de la luna y una suave brisa entraban por la ventana. Hacía frío, mucho frío. Me dirigí al aparato de aire acondicionado pero estaba apagado. En ese momento dos golpes se oyeron en la puerta. Un detalle de bienvenida, dijo una voz suave y sugerente al otro lado.  Cuando abrí, una chica preciosa con un vestidito blanco sostenía en sus manos una bandeja con dos copas y una botella de vino tinto. Sus grandes ojos negros se apoderaron de los míos y no pude apartar la mirada de ella ni un solo instante. Colocó la bandeja en la mesita, sirvió dos copas del líquido rojo y me ofreció una. Me la llevé a la boca y bebí. De pronto todo empezó a dar vueltas a mi alrededor, ella cogió mi mano y me llevó hasta la cama. Se quitó el vestido y su pálido cuerpo se mostró en todo su esplendor. Derramó su copa entre sus pechos y yo los recorrí con mi boca. Me dejé llevar por su sensualidad y juntos rodamos entre las sábanas. Su cuerpo estaba frío, pero el mío ardía de deseo y ya no pude parar.

    El sol estaba alto en el cielo cuando desperté. La chica había desaparecido pero las copas y la botella ya vacía estaban tiradas por el suelo. Bajé a la cafetería y mientras me tomaba un café, busqué en internet el nombre del hotel. La canción apareció en primer lugar en el buscador. La verdad es que no la había oído en mi vida. Tengo otros gustos musicales.


21 comentarios:

  1. Ella se fue pero dejó una experiencia indescriptible.

    Te felicito. A mí no se me ocurrió nada.

    ResponderEliminar
  2. Me doy por bienvenida al Hotel California, con un relato que ambienta muy bien el tema musical, del cual me quedo "prendida"....

    El vino, el calor y una mujer así, una combinación que deja consecuencias muy particulares
    Me gustó mucho comenzar leyendote, este jueves.

    besos, Charo

    ResponderEliminar
  3. Bueno, creo que falta decir por qué carretera se llega ... Bromas aparte, aunque el relato es corto, he sentido el ambiente del lugar.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Muy bueno tu relato, deja una incertidumbre sobre lo ocurrido que atrapa. Está perfecto para ser acompañado por este clásico tan bueno que elegiste.
    Un gusto leerte, y escuchar la canción! Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Un buen relato, con misterio y sensualidad. La vida siempre reserva sorpresas... :)

    Muchos besos

    ResponderEliminar
  6. Buen relato y gran clásico.
    El texto acompaña perfectamente la música y viceversa.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Reconfortante descanso para un cuerpo cansado.Una buena carga de sensualidad y un toque de misterio.Buena sintonía con la canción.
    Me gustó
    Nauthiz

    ResponderEliminar
  8. No hacen falta otros gustos musicales este es fantástico y animan a pasar una noche que tan bien describes en ese hotel.

    ResponderEliminar
  9. No muy bueno.. Feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  10. Que buen relato, con una cuidada descripción y gusto por el detalle para una historia que deja buen sabor de boca.
    La canción la conozco perfectamente. Hotel California es de mis preferidas de siempre.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Un relato lleno de sensualidad, con muy buenas descripciones. Una canción la tuya que fue verdaderamente un hito en su época, preciosa.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Gratificaciones que tiene la vida jejeje
    Me encanta el tema
    =)

    ResponderEliminar
  13. Un relato que crea un clima sensual, de entrega, deseo y pasión... brindando la oportunidad de colarse en ese Hotel California, -un clásico, diría yo-, que seguro a más de uno, le encenderá el registro de alguna que otra vivencia, en la memoria.
    Excelente ambientación la de tu relato, para acompañar el tema (o viceversa).
    Besos y lindo fin de semana!
    Gaby*

    ResponderEliminar
  14. Que buena experiencia ! De esas que el recordara siempre que escuche esta bonita canción. Muy bien casado el relato con la canción.
    Besos amiga.

    ResponderEliminar
  15. Muy lindo el relato, combina perfecto con la canción elegida.
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Magnífico relato para una preciosa canción. ¿Donde está ese hotel?, lo digo por si alguna noche me puede el cansancio y tengo que pernoctar.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  17. La canción la conocía y me ha gustado mucho volver a escucharla, de tu texto tan bien combinado con ella , entre saco que no viene mal encontrarte de tarde en tarde con alguna sorpresa así jajaja,, y lo digo porque veo que ya te han preguntado por la dirección
    Besos Charo.

    ResponderEliminar
  18. Me gusta la canción y el regusto que deja el texto.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  19. Ufffff menudo relato Charo! Pero me quedo con ganas de reservar una noche ;-)
    Una especie de hotel fantasma donde la muerte, en forma de chica preciosa que te ofrece su dulce vino, juega al azar con sus visitantes.

    Un beso muy grande

    ResponderEliminar
  20. Conozco la canción, pero el hotel voy a tener que salir a buscarlo. El deseo de vivir una experiencia similar es incontenible.
    Magnífico relato, con toques que erizan la piel al ritmo de las Águilas.
    Besos

    ResponderEliminar
  21. El relato empieza contando una fantasía, un sueño, algo imposible que ocurra. Pero al despertar encuentra las pruebas que demuestran que ha ocurrido y que lo imposible a veces también se cumple.

    ResponderEliminar