miércoles, 6 de agosto de 2014

ESTE JUEVES...PÁRRAFOS INCLUÍDOS

    Este jueves, Mónica nos invita a participar en su convocatoria con una interesante propuesta, incluir párrafos de obras consagradas en nuestro relato. De todo lo que nos ha propuesto he escogido un párrafo inicial de Lolita de Nabokov y uno final de El jugador, de Fiódor Dostoyevski.





 



    Lolita, luz de mi vida, fuego de mis entrañas. Pecado mío, alma mía.
   Trece.Trece palabras que producen en ella una ira y una tristeza infinitas, que remueven lo más profundo de su ser. Trece palabras que hacen realidad la más terrible de sus sospechas, que la destrozan por dentro y le hacen sentir asco por el monstruo del que estaba enamorada.
   ¿Cómo ha podido estar tan ciega? ¿Cómo no se ha dado cuenta del cambio producido en su hija desde que él llegó a sus vidas? ¿en su desgana, en su tristeza, en su reticencia a quedarse a solas con él, en su tensión cada vez que él le daba una muestra de afecto? Son celos, decía él,no le des importancia. Tiene miedo a que yo ocupe su lugar en tu vida, lleváis mucho tiempo las dos solas, dale tiempo, se dará cuenta de que no soy una amenaza para ella, de que no le usurparé tu cariño, de que siempre la querrás por encima de todo. Y ella lo había creído. ¿Y por qué no? Lo que decía era sensato. Después de todo Lolita sólo era una adolescente acostumbrada a tener todo su amor para ella sola.
   Sólo han sido trece palabras, trece palabras escritas en un papel y encontradas por casualidad en un bolsillo lo que ha motivado la promesa más solemne que ha realizado nunca, cuatro palabras que cambiarán para siempre el resto de su existencia: mañana, mañana terminará todo 

Para ver más relatos pinchad aquí Neogeminis



                                                     Mi regalo por participar. Gracias Neo!


12 comentarios:

  1. Muy bueno!...realmente me encantó la forma que con sencillez y coherencia le das forma a una historia que amenaza culminar en tragedia. Te agradezco mucho que te hayas sumando!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Una solución nada despreciable y con suspense. Me gusta, y esperaré el plato fuerte de mañana. Un besoo

    ResponderEliminar
  3. Una historia que te hace removerte por dentro, y con ese final lleno de incógnita. Muy bueno.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Juntaste dos parrafos para escribir una historia con tu estilo tan personal.

    ResponderEliminar
  5. Muy fuerte y realístico relato. El síntoma del nido vacío debe ser traumático para toda madre.
    fue un placer el leerte.
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Impactante relato, una historia que tiene esa oscuridad de las trampas y los engaños entre nuestros propios seres queridos.
    Me encantó Charo como utilizaste los párrafos y lo que sacaron de vos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Coincidimos en el tema, pero visto desde otra perspectiva, Me gustó mucho esta tuya.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Entre párrafo y párrafo has bordado el texto central. Una historia de amor con incógnita.

    Besos

    ResponderEliminar
  9. Muy buena reflexión al hilo de la introducción, bien conducida y perfectamente rematada.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Fuerte, potente relato. Descarnado el motivo que te lleva a escribir un texto que conmueve.
    No era fácil tu tarea, y lo resolviste de excelente forma y contenido.

    besos

    ResponderEliminar
  11. ¡Madre mía! Has creado una muy buena y tremenda historia con muy pocas palabras,
    Besos.

    ResponderEliminar