miércoles, 19 de marzo de 2014

ESTE JUEVES....LOS SONIDOS DE LA PRIMAVERA



   La chica con  gafas de sol negras se sienta en el banco que hay al lado de la fuente. Le gusta escuchar el ruido cantarín del agua en el silencio de las horas centrales del día. Una suave brisa acaricia su rostro y le trae aromas de la primavera temprana. El aire huele a flor de almendro y a rosas. A lo lejos escucha el graznido de un pavo real llamando a la hembra. Intenta inútilmente recrear en su mente la imagen de la cola desplegada que guarda de su niñez. Un petirrojo solitario lanza su canto también en busca de su amada, se lo imagina con su pecho y su carita anaranjados posado en la ramita del árbol que queda a su derecha, al lado del río que baja tranquilo en esa zona aunque un poco más adelante se envalentona entre las piedras produciendo una pequeña  agitación. Un abejorro zumba cerca de su oído izquierdo de donde le viene el olor a lilas y  se pregunta si serán blancas o moradas. Al abejorro se suma el sonido de otro insecto que no sabe diferenciar, componiendo una melodía de zumbidos en diferentes tonos. Una algarabía de gorjeos se forma detrás de ella en la fuente a la que han venido a refrescarse un grupito de gorriones que compiten entre sí por los favores de la hembra, mientras a lo lejos oye el trinar de un mirlo.

     Cuando poco a poco va llegando a sus oídos el sonido de las risas y voces de los niños que vienen a jugar a su rincón, la chica con gafas de sol negras despliega el bastón blanco que tiene a su lado, se levanta y se dirige lentamente hacia la salida del parque. Esa noche soñará de nuevo con los olores y sonidos de la primavera ya que no puede verlos.

Más relatos sobre los sonidos de la primavera o del otoño en el blog de GUS

23 comentarios:

  1. ¡linda y variada tu primavera Charo!!

    ResponderEliminar
  2. Te has recreado en esta pintura que le has hecho a la primavera. Y se oyen sus sones perfectamente. Un abrazo, amiga Charo.

    ResponderEliminar
  3. Las personas que les falta un sentido, sobre todo el de la vista, desarrollan los otros de una manera extraordinaria, es por eso que esta chica todos esos ruidos algunos imperceptibles para otros en ella se agudizan mucho, y tú lo has explicado perfecto, con esta variedad de sonidos que se va encontrando.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Se impregna de sonidos para poder imaginar toda esa primavera. Hermoso relato Charo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Pese a todo, tuvo ese momento de consuelo y disfrute. Seguramente ella escuchaba mucho mejor que nosotros, porque el sentido más engañoso es la vista.

    Un abrazo y tu cafelito.

    ResponderEliminar
  6. que ruidosa y alegre primavera. qué sensitiva, y qué placer para quien debe concentrar en menos sentidos la forma de ver la vida.
    espléndido y expresivo.
    besos

    ResponderEliminar
  7. Me has sorprendido con que tu protagonista fuera una invidente.

    ResponderEliminar
  8. Debe ser duro no poder contemplar la primavera.

    ResponderEliminar
  9. Seguro que disfruta mas de la primavera. Bastante mas que los que solo tienen ojos para sentirla.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Dicen que tienen los demás sentido mucho más afinados. Quizá su abanico se sensaciones contiene matices que a nosotros se nos escapan.

    Un beso

    ResponderEliminar
  11. Naturaleza y niños, que sin verlos, nos lo has hecho ver.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Todos los sentidos se ponen en alerta y a disposición cuando uno de los cinco falta. La chica se ha llenado de primavera igualmente y sin verla, le ha entrado hasta por los poros. Toda ella, la carga en sensaciones bellas.
    Un relato excelente Charo, que invita a que nos internemos en ese mundo de aromas, sonidos y colores nacientes.
    Besos!
    Gaby*

    ResponderEliminar
  13. La primavera descrita desde la ceguera. Muy lindo. Nos has hecho sentir sin ver, como deben ser las cosas que se quedan en el corazón.
    Un beso

    ResponderEliminar
  14. Decía yo como introducción en mi aportación que Gustavo nos invitaba a cerrar los ojos y oír... Tu hermoso y delicado texto es la máxima expresión del reto de esta semana...

    ResponderEliminar
  15. Un relato muy bonito y repleto de ternura Charo. A veces encontramos pequeños momentos en los que podemos llegar a ser realmente felices, como la chica de tu relato.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Esa, es una primavera diferente. Al sonido claro y multiplicado del entorno, se le añade una imagen imaginada que dibuja en la mente una realidad irreal. Muy emocionante y descriptivo.

    ResponderEliminar
  17. Los videntes necesitamos la buena disposición para hacer silencio y escuchar la naturaleza, nos cuesta más que a los no videntes, tu protagonista en cambio entra de lleno en ese mundo imaginado pleno de sonidos y aromas, hermoso Charo!
    Abrazo

    ResponderEliminar
  18. Una historia que sorprende al final, su falta de visión le permite acompañar los sonidos que escucha con lo que le dicta su imaginación.
    Me gustó como fuiste describiendo el entorno.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  19. ¡Qué bueno! Me esperaba otro final, que a ella también le llamara su chico. El que has dado es mucho mejor, con ese regusto tan tierno que me deja.
    Besos y hasta mañana.

    ResponderEliminar
  20. Cierto que los invidentes sienten los sonidos con más intensidad. Es un relato muy lindo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  21. Muy buen micro para recibir a la primavera, ya saboreando todo los que les brindara.
    Feliz Primvera

    Abrazo Otoñal

    ResponderEliminar
  22. Has recreado en tu preciosa entrada, el abanico de sonidos que la primavera nos ofrece. Has complementado tu entrada con los olores, colores e incluso sabores de esa primavera que recién comenzamos a disfrutar. La has dibujado con sus mil y un matices.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar