jueves, 20 de febrero de 2014

ESTE JUEVES...UNA VIDA INSÍPIDA



  El hombre camina arrastrando los pies con andar cansino y lento. Su espalda, ligeramente encorvada, y su aspecto desaliñado le hacen parecen mayor de lo que es. No sabe en qué ocupar todo el tiempo libre que le deja su trabajo de administrativo en un ministerio. Su vida es monótona  y aburrida. Soltero, sin mascotas a las que pasear, sin niños a los que llevar a actividades extraescolares, sin familia a la que visitar, sin amigos, sin hobbies que le supongan el más mínimo esfuerzo físico ni intelectual. Una presa más que apetecible para dos mujeres a la espera de un alma influenciable que se acercan a él con la sonrisa en los labios y su palabrería apocalíptica. El hombre escucha agradecido por mantener un poco de conversación que lo aparte del tedio durante un tiempo. Ya ha caído en la red. A partir de aquí se irá enredando cada vez más pero no le importará porque se sentirá perteneciente a un grupo que lo manipulará sin que se dé cuenta, que lo hará ocupar su tiempo en alabar a Dios, en estudiar y predicar su palabra, en captar adeptos, hasta aniquilarlo y anularlo por completo mientras él se sentirá feliz por ser uno de los elegidos que heredarán la tierra.

Mas vidas insípidas en el blog de Maribel SOLILUNA

12 comentarios:

  1. Pobre hombre... creo que de todos los relatos que llevo leídos, es el que más me conmovió! Y bueno... cada cual... si eso le hace feliz... jaja! me sigo muriendo de la pena por él! Tu relato ha surtido un efecto energético en mí, ya salgo corriendo no sea cosa que venga a convencerme de algo... Genial Charo!
    Besos!
    Gaby*

    ResponderEliminar
  2. Es cierto, suele haber personas de vida vacía que terminan volviéndose fanáticos a favor o en contra de algo para llenar ese vacío casi sin darse cuenta.... Saludos Charo....

    ResponderEliminar
  3. Con tal de llenar el tiempo muerto, o su muerte mental en otros casos, son capaces de estas barbaridades, de dejarse en manos de otros. Es más fácil que ser crítico, amiga.

    Cafelito y abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Pensé que las dos mujeres serían un escape. Pero no es algo más para su vida insípida, aunque él no se de cuenta.

    ResponderEliminar
  5. ¡Lo que llega a hacerse por paliar la soledad...!

    ResponderEliminar
  6. Las almas solitarias, de vida anodina, son serios candidatos a caer en las redes de todo tipo de sectas y religiones. Estas le crearán la ilusión de una actividad, de una ocupación, de una incentivación o motivo. Lástima que todas ellas sin excepción, dejarán cicatrices en su alma anulando su libre albedrío mientras literalmente, "le comen el coco".
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Barro dúctil para alfareros del alma, pobre hombre, dejarse modelar para salir de esa vida anodina
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Pues a ver, ya iba yo imaginando otro destino mujeril para el buen hombre y va y rompes con los predicadores, jajajajajaja...TAMPOCO ANDAS FLOJA de imaginación, eh?, jajajajajaja...

    Un besazo

    ResponderEliminar
  9. Bueno, que intenso... no se si quedarme con la insipidez o con la estupidez, que de todo hay en la viña del Señor. (Y nunca mejor dicho) Buen relato, muy acertado.
    Besos... Ahhhh y FELICIDADES!!

    ResponderEliminar
  10. Siempre hay quien está al acecho de personas frágiles y carentes de estímulos. Es fácil inocular ese virus llamado manipulación, solo hay que darle a esta persona lo que necesita en pequeñas dosis y que por momentos crea que alguien lo estima... triste, amiga.
    Lo curioso es que de alguna manera seguirá alojado en esa vida insípida.
    Muy bueno tu enfoque...
    Besos!!

    ResponderEliminar
  11. Intenso Charo, me ha gustado el tono y el ritmo que le has dado, y el final muy bueno. Me gustó mucho.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar