martes, 17 de diciembre de 2013

ESTE JUEVES...UN REGALO



                                                                                                                                  El  REGALO

 Desde el momento en que lo vio en el escaparate supo que era el regalo perfecto para David. Aficionado a las antigüedades, estaba segura de que le encantaría y aunque era un poco caro, su primer aniversario de bodas bien merecía el dispendio. Sin pensarlo más entró en la tienda y lo encargó.
   Llegado el día, Elena prepara la cena favorita de David, se ducha, se echa unas gotas de perfume y se pone el conjunto de ropa interior con corsé y liguero que ha comprado para la ocasión. Para acentuar la sorpresa, le manda un mensaje a su marido diciéndole que se va al pueblo porque su madre se ha puesto enferma y que sintiéndolo mucho, tal vez no vuelva en toda la noche.
   Entusiasmada, cuando le parece oír la puerta del garaje, corre al piso de arriba, se quita el albornoz y se mete dentro del baúl, así cuando su marido entre a cambiarse lo descubrirá, lo abrirá y entonces… saldrá ella como una bailarina en una caja de música. Pero lamentablemente David tiene otros planes y aprovechando que Elena no está, decide salir a tomar una copa  con sus amigos de la oficina sin pasar por casa.
   Elena espera impaciente el sonido de la llave al entrar en la cerradura de la casa, pero cansada e incómoda por la postura decide salir. Su sorpresa es mayúscula cuando intenta levantar la tapa y ésta no se mueve. Es un baúl de madera de nogal, robusto, con remaches de metal y un pequeño gancho como cierre. Desesperada, golpea y golpea la madera con todas sus fuerzas y grita hasta que la garganta le arde, pero nadie la escucha. Su último pensamiento cuando se queda sin aire es para imaginar la cara de sorpresa que se llevará David al abrir su regalo.

MÁS REGALOS EN EL BLOG DE JUDITH


                                                              GRACIAS JUDITH


24 comentarios:

  1. Trágico y cómico a la vez, es tu divertido relato Charo!

    ResponderEliminar
  2. Hola Charo: un regalo macabro. Una entrada muy bien pensada, y mejor descrita, pero que pone los pelos de punta.
    Me ha gustado un montón.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Y a quien se le ocurre semejante idea, de usar un cofre que no se pueda abrir desde adentro. Y la de avisarle que iba a estar tampoco fue una buena idea.
    Muy bien escrito.

    ResponderEliminar
  4. Pues sí, vaya cara que se le quedará. Es que los ,maridos a veces tienen el don de la inoportunidad.

    ResponderEliminar
  5. Que final más dramático. Pobre chica. Hay ocasiones que con la mejor intención, se planean cosas, pero ahí está el factor ¿casualidad? para que el desenlace no tenga nada que ver con lo previsto.

    Bss.

    ResponderEliminar
  6. Oye, no es por nada peroooooo...ME VAS A INFARTAR A BASE DE SUSTOS, jajajajajaja...

    El texto, como siempre, bien trabado. Y el regalo, pues intento darle la clave de humor, peroooooo...

    Un beso y feliz Navidad

    ResponderEliminar
  7. Ole por el humor negro! Ahora no se si reirme o llorar...eso si, esta genialmente escrito.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  8. ¡Madre mía! esto si que será una buena sorpresa.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Un regalo bastante inesperado y horroroso. Las cosas no siempre salen como esperamos.
    Buen relato Charo, con un final que deja sin aliento.
    Muy feliz navidad para vos y los tuyos.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Los humanos tenemos tendencia a complicar las cosas hasta límites insospechados. Me voy con mi madre, me meto en un baul y no me aseguro del cierre, ¿no había una manera más sencilla de sorprender al marido?. Breve e intenso. Perfectamente pensado y desarrollado Charo. Me ha gustado mucho.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Dios Charo! menuda sorpresa se llevará el pobre hombre, desde luego tomo nota de lo que no tengo que hacer para sorprender a mi señor marido. Corto pero intensisimo este relato tuyo.
    Un abrazo y Felices Fiestas, todas ellas llenas de alegres y maravillosas sorpresas.

    ResponderEliminar
  12. Gran relato Charo. Para escribir ese final como tú lo has hecho hay que tener gran maestría.
    Besos y Feliz Navidad

    ResponderEliminar
  13. La sorpresa no sólo se la va a llevar David. Un regalo inesperado aderezado con un poco de humor negro. Genial.

    ResponderEliminar
  14. Rayos, qué terrible. Eso sí, muy buena historia, llevada hasta la sorpresa y, lo peor, muy creíble.
    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Oh! De una intención novedosa y hasta sensual, un dramático resultado. Creo, definitivamente, que David no olvidará jamás ese último regalo. Tienes tu estilo Charo, tus escritos no carecen de ese toque inquietante que nos lleva a finales tremendamente inesperados. Muy bien contado además!
    Besos y muchas felicidades para tí y los tuyos!
    Gaby*

    ResponderEliminar
  16. Menudo regalito para el marido, las antigüedades tienen a veces cerrojos raros. Un texto impecable con pellizco humor negro, que nunca sobra, ni en navidad.
    Charo, mis mejores deseos para 2014 y un besito cariñoso.

    ResponderEliminar
  17. El relato es bueno, literariamente hablando, pero... !Esta visto que ni con los regalos, se puede estar tranquilo!.
    Felicidad y un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Lo que son las ironías de la vida! Y bueno... ya que a David le gustan las antigüedades, bien podría momificar a Elena y sentarla sobre el baúl, decorando su habitación. Uy no! Eso es macabro, me salió la Loquita Diplomada de adentro jaja!
    Hablando en serio, no quiero imaginar la impresión que se debe de haber llevado ese pobre hombre.
    Un beso y muy feliz Navidad!

    ResponderEliminar
  19. jajaja eso le pasa por querer ser super original y no regalarle una corbata!

    ResponderEliminar
  20. Parece que Elena se metió en una relación que acabó mortificándola. David no parecía ser consciente de lo que le querían. Curioso relato con triste final. Muy jugoso.

    Un beso muy grande Charo y Felices Fiestas!

    ResponderEliminar
  21. Vaya con la desdichada de Elena, apostó fuerte por una loca noche de Amor y en el intento se quedó sin respiración.
    Contundente texto que te deja sin aire.
    Besos y un deseo de felicidad para estos días ( y los venideros)

    ResponderEliminar
  22. jo !!! Tremendo regalo xD!!
    Y vaya que va a ser una sorpresa, pero de terror para el pobre marido!!
    Muy bueno Charo, gracias por participar!!
    Besos

    ResponderEliminar
  23. Pero a quién se le ocurre! No sabe Elena que cuando ella no está, a su marido se le cae la casa encima? Muy divertido.

    Besos.

    ResponderEliminar
  24. Lo he vuelto a leer y me he vuelto a conmover y entre un poco de risa y un poco de drama, me voy con la sensación de haber leído un muy buen texto.
    Un fuerte abrazo Charo, que pases estos días con felicidad y armonía y junto a eso personaje interesante e inteligente que es tu hijo!!!

    besos

    ResponderEliminar