jueves, 26 de diciembre de 2013

ESTE JUEVES...CUENTO DE NAVIDAD





La mujer que escribe relatos odia la Navidad, bueno quizás odiar no sea la palabra exacta pero digamos que no le gusta la Navidad. No es que no le guste como al viejo huraño y gruñón del cuento de Charles Dickens, no, es otra cosa. Es una tristeza que no sabe explicar, es sentir que ha pasado otro año y que no ha encontrado la pareja con quien compartir su vida y que tal vez no exista, es agobiarse con las compras que tiene que hacer para la cena de Nochebuena y la comida de Navidad, con la comida del trabajo a la que no le apetece ir pero que tiene que ir, con el dinero que se va a gastar, con los kilos que va a engordar, con los villancicos que suenan una y otra vez en el supermercado, con los anuncios de juguetes, de perfumes, de turrones…Sin embargo, algo ha pasado esta mañana víspera de Nochebuena. La mujer que escribe relatos y a la que no le gusta la Navidad está feliz pensando en la cara que pondrá su sobrino cuando abra su regalo y  vea el juego de Mario Kart, en la de su hijo cuando en la cena pruebe las croquetas que todos los años hace especialmente para él, o en la de su madre cuando su hermano vuelva a casa después de tantos años fuera, o la de su compañero de trabajo cuando le diga que sí, que va a trabajar por él la noche de Fin de Año para que él pueda llevar a su novia a ese cotillón tan elegante al que le han invitado…y es que la mujer que escribe relatos no puede evitarlo y acaba con una sonrisa de oreja a oreja diciendo a todo el mundo : ¡Feliz Navidad! ¡Felices Fiestas! ¡Próspero Año Nuevo!.. Y lo más desconcertante de todo es que lo desea de verdad, con todo su corazón.

Más cuentos de Navidad en el blog de MATICES DE COLORES



14 comentarios:

  1. CHARO: Pues este punto de vista de la mujer que escribe relatos, nos muestra que todo es relativo, hasta el odio más endiablado por alguna viaja costumbre. Es que cuando encontramos la vuelta, hasta la mujer que escribe relatos, escribe relatos de navidad.
    También de todo corazón como ella, te deseo, a vos Charo, un excelente 2014 y que siempre encuentres motivos para disfrutar de lo que venga!

    ResponderEliminar
  2. Por ahí escondidito lleva si no el espíritu navideño sí lo buena gente que es y el corazón tan grande que tiene y eso no se lo podemos negar a la mujer que escribe relatos.
    Muchos besos!!

    ResponderEliminar
  3. Para qué amargarse con deseos que no se tienen cuando lo mejor lo tenemos a nuestro lado simplemente con que observemos un poco y disfrutemos de y con los demás. La mujer que escribe relatos al final lo entendió. Un beso

    ResponderEliminar
  4. Muchas veces ocurre eso en la vida, cuando salen a relucir nuestras incoherencias, que todos las tenemos y de vez en cuando las sacamos a pasear.

    ResponderEliminar
  5. Tiene tristeza, ese es motivo de su odio. Indicio de sensabilidad.
    Venció ese odio, pensando en la alegria de los demás. Y se toma el trabajo de saber que les gusta.

    ResponderEliminar
  6. Es que la Navidad, afortunadamente, no es solo turrón, villancicos, luces y papeles decolores. La verdadera Navidad es aquella que nos enseña a sonreír y sobre todo, enseñar a sonreír a los demás.
    Y está comprobado que tu si sabes lo que es la verdadera Navidad.
    Felicidad en diferido y un buen año 2014, junto con un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. A la mujer que escribe relatos la entiendo más de lo que imagina...
    Tal vez la Navidad no guarde la misma esencia para todos, pero sin dudas, no deja de ser una oportunidad de entrega, de aceptar que no todo lo que nos hace felices es posible, pero sí es posible valorar detalles que nos dejarán satisfechos y conformes con uno mismo. Lo has expuesto a las mil maravillas!
    Muchas Felicidades!
    Gaby*

    ResponderEliminar
  8. La mujer que escribe relatos (me encanta esa descripción), no es consciente, pero estoy seguro de que ama profundamente la Navidad al menos en la misma medida en que le molesta la parafernalia de esta. Ama lo que la Navidad tiene de acercamiento a los demás, de afloramiento de sentimientos que están en el corazón de la mayoría de nosotros y que, en estos días se potencian y se palpan.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Charo hay muchísimas personas a las que no les agrada la Navidad. puede ser un relojero una dependienta de zapateria, o un bombero. Seguro que todos tienen un explicación convincente del porqué. Pero siempre hay un dia que ves las cosas de otro color.
    Seguro! Que tengas un feliz año 2014.

    ResponderEliminar
  10. Siempre hay algo bueno por lo que dar gracias, siempre hay algo por lo que festejar, pero tenemos que aprender a verlo, no siempre es fácil,

    Un abrazo!
    =)

    ResponderEliminar
  11. Eso tiene la Navidad, que la puedes odiar al tiempo que te gana la sensibilidad para con los demás.
    Esa sensibilidad que la convierte en una excelente contadora de relatos.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. ¡Ay! Es una verdadera magia de Navidad, hacer felices a quienes queremos. Algo de esa alegría nos llega dentro ¿verdad?
    Muy bonito. Besos y que tengas un muy feliz año en que se cumpla ese sueño ...

    ResponderEliminar
  13. Todos tenemos una parte blanda, solo que tenemos que descubrirla...... Un tierno relato Charo..... Te deseo lo mejor!!!

    ResponderEliminar
  14. ¿Y a ti? ¿Te gusta la Navidad?
    Me gusta leerte.
    Saludos.

    ResponderEliminar