jueves, 4 de febrero de 2016

ESTE JUEVES.................................MIS HORAS EN LA PELUQUERÍA




   Este jueves Alfredo nos pide que contemos cosas que pasan en la peluquería. A mi me contaron una historia que paso a relatar a continuación. Si queréis leer más historias pinchad AQUÍ

   Marina no podía creer lo que estaba viendo. Le parecía el colmo de la desfachatez por parte de su ya  examiga Laura. Había entrado por la puerta de la peluquería con una sonrisa de oreja a oreja, se había acercado a ella y le había dado dos besos como si nada. Claro que ella no sabía nada, pensó Marina, así que lo mejor era disimular aunque tuviera que comerse las ganas de matarla que sentía en ese momento. Marina fue toda amabilidad e hipocresía con ella. Le dijo lo guapa y delgada que  estaba y le regaló los oídos con toda serie de cumplidos. Le ayudó a ponerse la bata y la sentó al lavabo.
   —Como no hay gente, te voy a regalar el masaje especial que tanto te gusta, le dijo. Tú relájate y disfruta.
   Laura tenía un pelo precioso, rubio natural y ligeramente ondulado. Lo llevaba en una media melena  cuadrada que no necesitaba ningún cuidado especial. Marina siempre lo había envidiado.  Solo quería cortarse las puntas.
    Primero se lo lavó una vez, cuidando que el agua estuviera a la temperatura ideal. Al segundo lavado comenzó a masajear. Con las yemas  de los dedos realizaba pequeños círculos que iban recorriendo el cuero cabelludo con suavidad.  Comenzó en la base del cuello para ir subiendo despacio por la nuca, desviándose hacia las sienes donde permanecía algunos segundos presionando el punto justo para luego llegar hasta la parte superior. Sabía que su examiga entraba casi en un estado de trance con esta técnica, momento que aprovechó Marina para pasarle la máquina de cortar y raparla  al cero sin que sospechara lo más mínimo.

    Marina no había disfrutado tanto en su vida como en el momento en que delante del espejo,  le quitó la toalla a Laura y está se vio reflejada con la cabeza como una bola de billar. Su cara de espanto fue increíble, posiblemente la misma que  había puesto ella cuando, esa misma mañana,   había visto a escondidas en el WhatsApp de su novio la foto de Laura desnuda, tumbada en la cama en actitud insinuante y con la leyenda: "ha sido bestial, ¿cuándo repetimos?".

¡Gracias Alfredo!

16 comentarios:

  1. ¡Vaya final!me ha dejado sin palabras

    ResponderEliminar
  2. La venganza será terrible. Me parece que Laura se va conseguir una peluca y va repetir la experiencia con el novio de Marina. Que tal vez se convierta en el ex novio de Marina.

    Sabía que iba pasar algo como esto.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. La venganza será terrible. Me parece que Laura se va conseguir una peluca y va repetir la experiencia con el novio de Marina. Que tal vez se convierta en el ex novio de Marina.

    Sabía que iba pasar algo como esto.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. jaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa....es mi idola...yo no se si se lo cortaba pero al menos si se lo dejaba todo quemado y de un color horrible ajajajjaa

    ResponderEliminar
  5. ¡Bien hecho! Vaya bonita forma de venganza, y justo en la peluquería. Amigas así de hipócritas merecen eso y mucho más. Muy creativo, Charo. Gran final.
    Beso

    ResponderEliminar
  6. Hola Charo: no me guta al venganza, pero en este caso, que no se hiere ni se mata a nadie, lo encuentro muy bueno. Ha sido una broma macabra y nada mas. Espléndida historia, amiga

    ResponderEliminar
  7. La venganza siempre en frio, si señor, con dos bemoles.
    Muy bueno.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Desde luego una venganza peor que darle un bofetón!Digamos que es mejor no " jugar" con el novio de tú peluquera, jeje

    ResponderEliminar
  9. ¡Vaya venganza!
    Eso sí es empezar de cero jajajajajaja

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  10. Me he quedado alucinada con el final, pero ¿hay mejor forma de venganza? Con el cariño que muchas le tenemos al pelo.....Genial.

    ResponderEliminar
  11. Me he quedado alucinada con el final, pero ¿hay mejor forma de venganza? Con el cariño que muchas le tenemos al pelo.....Genial.

    ResponderEliminar
  12. Esas son venganzas!!!!!!...y parece que bien merecido lo tenía, la fulana! jajaja muy buen relato!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. ajajajajja Que bueno, niña! Fue justa la venganza, por desear al hombre del prójimo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  14. No me imagino lo que sería lo siguiente: ¿Matarse la una a la otra? Buen cuento para una novela negra.
    Gracias por participar. Besos

    ResponderEliminar
  15. Jajajajaja... pedazo de venganza que se ha gastado la Marina, muy bien por ella... que relato más genial :)
    Besines...

    ResponderEliminar
  16. Te estoy aplaudiendo, te juro! ...excelente es poco Charo. Te has pasado, es el mejor sin dudas!!!

    Un besote.

    ResponderEliminar